El juez ordena proteger a regantes de Sol y Arena tras las denuncias de amenazas

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Almería ha ordenado que las Fuerzas de Seguridad del Estado protejan a los empleados de la comunidad de regantes Sol y Arena, tras las amenazas que, según los directivos de la misma, están recibiendo por parte de grupos de comuneros.Fuentes de la dirección de la comunidad de regantes informaron de que la decisión fue dada a conocer ayer por la mañana, y se produce como respuesta a un requerimiento efectuado por el Administrador Judicial de Sol y Arena.

Los conflictos en l seno de la comunidad se remontan a hace un par de años, cuando la comunidad solicitó dos créditos a la Caja Rural de Almería para la ejecución de unas obras de mejora de regadíos de las cuales, supuestamente, el presidente, Pedro Mena, había detraído cierta cantidad.

La deuda con la entidad de crédito asciende en la actualidad a unos 3.200 millones de pesetas y, en virtud de una decisión judicial, se autorizó la subida de recibos para sufragarla, lo que ha provocado el rechazo de los agricultores, que solicitan la convocatoria de elecciones a la presidencia de la comunidad y la discusión en asamblea de la subida de cuotas.

Según la dirección de Sol y Arena, el grupo de regantes contrarios a la presidencia ha inducido a sus adeptos a comprar las horas de agua para el riego en otras entidades bancarias que no sean La Rural.

El auto dictado por el juez ordena a todas los bancos y cajas a no aceptar ninguna orden de compra para regar en dicha comunidad por lo que, a partir de hoy, los regantes tendrán obligatoriamente que adquirir sus horas de riego en las oficinas de Sol y Arena.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS