Un borracho se come una niña en Rusia

Un individuo fue detenido por la policía en la ciudad de Amursk, en el Extremo Oriente ruso, acusado de haber matado y comido a una niña de 15 meses, informó la agencia Itar-Tass. Según la versión policial, el crimen se produjo tras una borrachera del acusado con los padres del bebé.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de agosto de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50