Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio de Benissa ha arrasado 140 hectáreas y tuvo origen en cuatro focos

A las 12 horas de ayer quedó controlado el fuego que durante casi un día arrasó 140 hectáreas de pinar, matorral y monte bajo en la sierra de Bérnia, en el margen derecho de la autopista A-7, dentro del término municipal de Benissa (Marina Alta). El grupo de investigación de causas de incendios forestales de la Consejería de Medio Ambiente ha detectado, en principio, hasta cuatro focos distintos, tres al este y uno al oeste de la autopista, por lo que no descarta que el incendio fuera intencionado.

Brigadas forestales de Alicante y Valencia trabajaron durante toda la noche y la madrugada del viernes al sábado para extinguir el fuego. A los medios en tierra se unieron, a primera hora de la mañana de ayer, medios aéreos de la Dirección General para la Conservación de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y del Gobierno autónomo. En las tareas para sofocar el siniestro han llegado a participar hasta 16 medios aéreos.

En los próximos días se espera tener una conclusión más aproximada sobre el origen del incendio, que comenzó sobre las 16 horas del viernes en el margen derecho de la A-7, dentro del término municipal de Benissa.

El viernes se cortó un carril en cada uno de los sentidos de la A-7, lo que ocasionó importantes retenciones de vehículos. Las llamas provocaron una densa cortina de humo, motivaron el desalojo de varias casetas de campo como medida de precaución y se extendieron desde las partidas de Canelles y Lleus, y el monte Oltá, donde se originaron, hasta la sierra de Bérnia.

Los responsables de los trabajos de extinción temieron que el fuego se propagara a la zona de la sierra de Bérnia perteneciente al municipio de Altea, donde existen viviendas, aunque las llamas no afectaron al final a este emplazamiento, informa Efe.

Por otro lado, el cámping de Santa Marta, en Cullera, fue desalojado ayer, con carácter preventivo, a causa de un incendio forestal declarado en las inmediaciones del faro de la localidad, según informaron fuentes del Centro de Emergencias de la Generalidad Valenciana. El incendio se inició a las 18.30 horas, en una zona de matorrales muy cercana a las viviendas.

Al lugar del incendio acudieron varias brigadas forestales del Consorcio de Bomberos, efectivos de la Guardia Civil, Policía Local y Nacional. Al mismo tiempo, se enviaron a la zona incendiada varios helicópteros y aviones de extinción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de julio de 2000