LA OFENSIVA DE ETA

Aznar dice que el diálogo con el PSOE sobre Euskadi es "fluido e intenso"

José María Aznar calificó ayer de intensas y fluidas las relaciones que mantiene el Gobierno con el PSOE en torno a la situación del País Vasco y la lucha contra el terrorismo, y expresó su confianza en que éstas se mantengan al mismo nivel tras el congreso socialista del próximo fin de semana, cualquiera que sea su resultado. En una rueda de prensa en Nuakchott, el presidente se mostró convencido de que acabará triunfando una "articulación política alternativa" en el País Vasco.

Más información

Preguntado acerca de si piensa reunirse antes de las vacaciones con el nuevo secretario general del PSOE para analizar la actual escalada de ETA, Aznar eludió responder, pero dijo que, en lo que a este asunto respecta, las relaciones con el primer partido de la oposición "están permanentemente abiertas". "No sé lo que va a ocurrir en este congreso, pero espero que [las relaciones] sigan estando abiertas, con la intensidad y fluidez que en estos momentos".El presidente del Gobierno no tenía confirmación en ese momento del atentado frustrado contra el vicesecretario general de los socialistas andaluces, José Asenjo, pero no se mostró sorprendido cuando se le comunicó la noticia. Pidió el respaldo de la sociedad a las Fuerzas de Seguridad del Estado y mostró su confianza en el trabajo que, con "intensidad y eficacia", desarrollan contra el terrorismo.

Reiteró el mensaje que lanzó el pasado martes desde Argel, donde contestó a las demandas del Partido Nacionalista Vasco para que el Gobierno cambie su política antiterrorista afirmando que no va a "doblar la rodilla" ante la actual escalada de ETA. "Evidentemente", añadió, "hay una campaña desatada para intentar amedrentar a la sociedad española, y lo que digo es que no lo van a conseguir", agregó.

Aunque sin citar expresamente un eventual pacto entre el PP y el PSOE para desbancar a los nacionalistas del Gobierno de Vitoria, defendió esa eventualidad cuando abogó por una "política de reencuentro" en torno a la Constitución y al Estatuto de Gernika para el País Vasco, el respeto a la legalidad vigente y la construcción de un marco de paz y convivencia para todos.

Aznar se mostró convencido de que estos "elementos positivos, constructivos y de futuro", que a su juicio comparte la mayoría de la sociedad, acabarán teniendo una "articulación política" y plasmándose en "una alternativa". Frente a quienes le critican su dureza dialéctica con el Partido Nacionalista Vasco, defendió la necesidad de "no rebajar las exigencias democráticas frente a quienes no sólo no cumplen las reglas del juego sino que se jactan de no cumplirlas", o ante aquellos que "les alientan o dan coartada".

"Yo no tengo duda ni de cuál es el camino, ni de cuál es la política, ni de cuál es la alternativa, ni de cuál será el resultado", concluyó.

El ministro del Interior, Jaime Mayor, mantendrá hoy una reunión en París con su homólogo francés, Jean Pierre Chevènement, con quien tratará cuestiones bilaterales relacionadas con la seguridad y la lucha contra el terrorismo. La entrevista se producirá en el marco de un seminario sobre inmigración ilegal organizado por el ministro de Interior francés, con motivo de que su país preside este semestre la Unión Europea. Además de la cita con Chevènement, Mayor tiene previsto entrevistarse por separado con la ministra federal de Justicia y Policía de Suiza y con el ministro del Interior de Bulgaria.

En Bilbao, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, condenó de manera "firme y profunda" en nombre de ese Ejecutivo autonómico el atentado ocurrido en la noche del pasado martes en Vitoria, y apeló a los partidos políticos para que no utilicen la actual escalada de violencia terrorista para generar "climas de confrontación y división" entre ellos. Imaz envió un mensaje "claro" a ETA para que deje de matar, abandone la violencia y permita que la sociedad vasca se pueda construir en paz y en libertad".

La Mesa del Parlamento vasco condenó ayer el atentado que costó la vida al concejal del PP de Málaga José María Martín Carpena, así como los otros atentados cometidos en los últimos días por ETA en Madrid, Ágreda y Vitoria. La Mesa del Parlamento vasco manifestó que "ni estas criminales actuaciones ni ninguna otra nos apartarán del cumplimiento de los deberes que nos corresponden como representantes de la sociedad vasca", y añadió que "la brutalidad, la inhumanidad y la violencia no serán nunca argumentos para la convivencia. Y los vascos queremos convivir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de julio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50