Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

300 policías cobran una paga por aplazar sus vacaciones para proteger a turistas

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha conseguido reclutar a los 300 agentes que necesitaba para la Operación Verano de 2000 ofreciéndoles una paga extra de 98.000 pesetas netas a cambio de que retrasen sus vacaciones estivales para el próximo otoño. Esta medida se aplica por primera vez en Madrid para la Operación Verano, dispositivo especial de seguridad que se desarrolla en el centro de la capital, en Barajas y en el municipio de Aranjuez. El plan policial está dedicado especialmente a evitar que los extranjeros, víctimas preferidas de los tironeros y atracadores, encuentren problemas tanto en su llegada al aeropuerto como en sus paseos por el centro de Madrid, Lavapiés o la zona de los principales museos.

En la Operación Verano ya trabajan 250 agentes en julio y 250 en agosto, en jornadas diarias de siete horas. Estos efectivos incluyen patrullas a pie, unidades motorizadas y agentes de paisano. Cien agentes de cada turno son policías recién licenciados en la Academia de Policía de Ávila y en prácticas y el resto son agentes que se presentan voluntarios a cambio de coger las vacaciones a partir de octubre por la paga.

Los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de escala básica cobran un sueldo medio de unas 170.000 pesetas y dos pagas extras de 70.000.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) aplaude la medida, aunque considera la cantidad "escasa". "Deberían pagarnos, como mínimo, 150.000 pesetas. Se aprovechan de la situación económica de los agentes para explotarlos", afirma Modesto Chaves, secretario comarcal del SUP.

La Asociación Nacional de Policía Uniformada (ANPU) denunció ayer que los agentes que se han acogido al plan son "explotados en jornadas de hasta ocho horas y sin descanso durante todos los días de la semana". El secretario regional de la ANPU, Ignacio López, mantiene que la idea ha sido un fracaso, porque no se han cubierto los 149 agentes que se necesitaban por turno. "Según nuestras cuentas, sólo se han presentado 40. Esto demuestra la nefasta política que existe a la hora de planificar la seguridad en Madrid por parte de los responsables políticos", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de julio de 2000

Más información

  • La Jefatura desembolsa 98.000 pesetas por cada agente que renuncia a su descanso en agosto