Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los productores de leche acusan a los industriales de pactar precios a la baja

Los ganaderos productores de leche han acusado a los industriales del sector de haber concertado los precios a la baja durante las dos últimas campañas. Los supuestos acuerdos se han traducido en unas pérdidas para los productores de casi 40.000 millones de pesetas. En protesta por la situación, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha convocado esta semana en Madrid una manifestación ante la sede de la Federación Nacional de Industrias Lácteas.Según la UPA, los precios en el campo han experimentado durante el último año un descenso medio de entre siete y nueve pesetas por litro, lo que supone que los ingresos de los productores se han reducido en unos 10.000 millones de pesetas en lo que va de año. Esta cifra se suma a unas pérdidas de la campaña anterior de unos 30.000 millones de pesetas.

La organización agraria acusa a los industriales de pactar losprecios a la baja para situarlos a niveles inferiores a las cifras de intervención, es decir, por debajo del precio mínimo garantizado por el Estado a los productores. En opinión de la UPA, los precios que los industriales pagan por la leche en España (40 pesetas) son los más bajos de Europa.

Para los productores lácteos, no hay razones objetivas en el sector para que se haya producido una reducción de los precios, y más aún cuando la cuota de producción está por debajo de las necesidades del consumo interior. La UPA insta a la Administración a que ponga orden en el sector y se terminen las ventas de leche negra o de baja calidad a precios de saldo, lo que supone aumentar la oferta y distorsionar los mercados. La UPA aboga por el cumplimiento de las cuotas y la erradicación de prácticas ilegales.

Fuentes del sector lácteo sostienen que la producción real de leche en España podría superar en un millón de toneladas la cuota asignada por Bruselas. El año pasado la cuota fue de 5,4 millones de toneladas para venta a las industrias y otras 130.000 toneladas para ventas directas.

El sector pretende acabar con esta situación a partir de las próximas dos campañas, obteniendo de Bruselas unas cuotas que se aproximen a los 550.000 toneladas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de julio de 2000

Más información

  • UPA convoca una protesta en Madrid