Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CULTURA

Alperi crea el primer patronato municipal que nace sin consenso

Representantes

El Patronato de Cultura del Ayuntamiento de Alicante va a pasar a la historia municipal como el primer órgano autónomo que nace sin el consenso de las fuerzas políticas. El equipo de gobierno, del PP, se dispone a aprobar definitivamente su puesta en marcha -ya lo hizo inicialmente- sin negociar su funcionamiento con la oposición, PSPV y Esquerra Unida, que se han negado a que la mitad de los vocales de la junta rectora, órgano supremo de gobierno, sean nombrados digitalmente por el alcalde, Luis Díaz Alperi.Los estatutos del Patronato, también aprobados con los votos mayoritarios del PP, indican que con la creación del Patronato de Cultura se pretende dotar de mayor capacidad de gestión y dinamismo el servicio municipal de cultura. La oposición, sin embargo, sólo ve detrás del nuevo órgano el interés personal del concejal de Cultura, Pedro Romero, por acaparar, más si cabe, la gestión cultural de la ciudad y de colocar en él a sus amigos.

El primer patronato municipal de Alicante, el de las escuelas infantiles, se creó en 1981. Fue negociado con los grupos políticos y aprobado por unanimidad de la Corporación. Siete años después, en 1998, se constituyeron los patronatos de la vivienda y de deportes. Ambos, como el de las escuelas infantiles, nacieron fruto del consenso de todas las fuerzas políticas. De igual forma se concibió, en 1999, el patronato de turismo, ya con el PP en el poder local. Todos estuvieron de acuerdo en la elección de los miembros y en la forma de funcionamiento.

La oposición censura, por otro lado, que el PP haya dejado fuera de la asamblea consultiva del nuevo Patronato de Cultura a asociaciones de teatro, a colectivos culturales juveniles y a representantes del movimiento vecinal. Sí se ha contado, en cambio, con representantes de la Universidad de Alicante y de la Miguel Hernández de Elche, la Sociedad de Conciertos, el Ateneo Científico y Literario, el Consorcio de Museos, sociedades musicales de Alicante, conservatorio Óscar Esplá y la asociación de padres de alumnos mayoritaria.Entre las funciones de la junta rectora del nuevo patronato figuran la enajenación de patrimonio, la contratación y concesión de obras y la concertación de operaciones de crédito. La oposición teme que el edil de Cultura "haga y deshaga a su antojo" después de "colocar a los suyos" en los órganos de gobierno del Patronato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de julio de 2000