Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RENOVACIÓN DEL PSOE

Rosa Díez está convencida de que representa "la centralidad del PSOE"

Rosa Díez, candidata a la secretaría general socialista, dijo ayer en Granada que está convencida de que ella representa "la centralidad del PSOE" y, desde esa centralidad, representa a la mayoría de la militancia. Díez se presentó a sí misma como "la historia del compromiso con el cambio y el reencuentro con los ciudadanos". Desde esa posición reiteró su defensa de que haya una segunda vuelta entre los dos más votados. Dijo que "sólo falta que la Comisión Política y Bono se convenzan también de que esto es lo que quiere la mayoría del partido". "Estoy segura", añadió, "de que la Comisión Política trabajará para que las decisiones de los delegados sean autónomas y libres. Así conseguiremos que la nueva Ejecutiva salga fortalecida del congreso, y que sea plural, integradora y autónoma".Rosa Díez, que acudió a Granada, Málaga y Almería para recabar apoyos de los militantes locales, dijo estar convencida de ser una buena candidata porque posee "la fortaleza e integración que necesita el PSOE". "Y la cualidad de integrar se hace desde la centralidad", señaló. "Yo represento a la centralidad del PSOE, a la mayoría".

Después criticó que el resto de los candidatos estén a uno u otro lado de ese centro: tanto en el "socialismo cristiano", en alusión a José Bono, o en "la vía de la izquierda", en referencia a Matilde Fernández. También lanzó una crítica hacia Rodríguez Zapatero: "No se puede encargar la dirección del partido a quien se va adaptando a lo que la mayoría le va diciendo".

"Quienes están en el extremo ideológico", dijo, "o quienes pertenecen a una familia o a un lobby tendrán serias dificultades para integrar". Después añadió: "Yo represento dos cosas: la historia y el compromiso con el cambio, y también una tercera: el reencuentro con los ciudadanos".

La candidata, que dijo no conocer los supuestos apoyos a Bono o José Luis Rodríguez Zapatero de Felipe González o de Manuel Chaves, se calificó como la "dirigente con ideas firmes" que necesita el PSOE.

Rosa Díez insistió en que se celebre una segunda vuelta en el caso de que ningún candidato obtenga más del 50% de los votos en el congreso socialista. "La segunda vuelta es una cautela, algo que contempla que pueda producirse un hecho extraordinario", dijo. "Sería impensable que en un país como Francia no hubiese segunda vuelta si ninguno de los candidatos obtuviese mayoría". Añadió que esta propuesta es una más de las batallas que ha ganado desde que decidió presentarse el pasado 4 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de julio de 2000

Más información

  • La candidata afirma que ella es "la fortaleza y la integración"