Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La QUAM de Montesquiu se transforma en un foro de reflexión

Nuevas formas de trabajo

Desde el año 1978, la Quincena de Arte de Montesquiu (QUAM) ha ocupado un importante papel en la formación e intercambio de propuestas entre artistas de toda España. De las estancias en el singular castillo que posee la Diputación de Barcelona han surgido relaciones entrecruzadas en el mundo del arte contemporáneo que han fructificado en contactos artísticos que han ido más allá de las dos semanas de talleres temáticos. Aunque siga vigente la fórmula empleada en la QUAM de buscar siempre los huecos dejados por las instituciones académicas de formación artística, H. Asociación para las Artes Contemporáneas y la Asociación de Artistas Visuales de Cataluña, organizadoras de la QUAM, han decidido abrir un periodo de reflexión sobre esta actividad. La primera acción ha sido reconvertir la QUAM en el Foro QUAM 2000, que hoy comienza a celebrarse en el castillo de Montesquiu y en donde se cerrará el 15 de julio. El foro pretende ser el punto de arranque hacia una nueva fórmula de la QUAM. Se trata de buscar una mayor proximidad entre su oferta y las necesidades reales de formación que necesita el artista en la actualidad.

El Foro QUAM 2000, coordinado por el crítico y comisario de exposiciones Carles Guerra, tiene como tema global la reflexión sobre los nuevos modelos de producción en el arte contemporáneo. Hoy, jueves, este tema será abordado desde la perspectiva de la integración en el proceso de producción de los nuevos medios tecnológicos. "Está claro que la integración de las nuevas tecnologías es algo que forma parte indisociable del proceso de creación contemporánea", explicó Carles Guerra. En las sesiones de esta primera jornada intervendrán Jean-Christophe Royoux, José Luis Brea, Glòria Picazo, Manel Clot y Óscar Abril Ascaso.

Mañana, 14 de julio, la sesión estará dedicada a reflexionar sobre las nuevas disponibilidades de distribución del trabajo. "Tenemos que darnos cuenta de que la exposición no es el único medio de proyección de la obra de un artista. El creador contemporáneo tiene que plantearse nuevas fórmulas". La tercera y última sesión llevará el título de Trabajo inmaterial; la reorganización social de la producción e intervendrán Maurizio Lazzarato, Paolo Carpignano, Renée Green y Martín Peran. El pensador Toni Negri lo hará mediante una entrevista grabada en Roma. "Las intervenciones de este día girarán en torno a la idea de que actualmente el arte contemporáneo ha de generar acontecimientos como expresión artística en sí misma", explicó el coordinador del foro.

Junto con la Diputación de Barcelona, el foro cuenta con el apoyo económico de la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Montesquiu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de julio de 2000