Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
YACIMIENTOS - LA OBRA OCULTARÁ EL DEPÓSITO DE AGUA DEL 'NUEVO VALLECAS'

Patrimonio convertirá una 'fábrica' de la edad de piedra en un parque arqueológico

Hace unos 20.000 años los hombres hallaron en lo que ahora es el barrio de Santa Eugenia (Vallecas) un cerro recubierto por el sílex. Desgajaron durante siglos el material para fabricar hachas, puntas de lanza, cuchillos y flechas. Crearon así una auténtica fábrica a las afueras de Madrid de la que aún perduran sus huellas. Pero ahora el Canal de Isabel II ha elegido aquel monte (el cerro Almodóvar) como lugar para ubicar un depósito de agua que abastezca a la ampliación de Vallecas. Patrimonio acepta, pero exige a cambio un parque arqueológico. El Canal lo pagará.

La calidad de la piedra que descubrieron en el cerro Almodóvar los habitantes del paleolítico (sílex de grano muy fino) era tal que este mismo material se siguió utilizando hasta el siglo XIX para los percutores de las pistolas. Pero el continuo crecimiento de la ciudad -la prevista construcción de un nuevo barrio en Vallecas- ha puesto por primera vez en peligro la colina que durante los últimos 200 siglos sirvió como lugar de aprovisionamiento de armas a los madrileños.El cerro Almodóvar -la única altura de la planicie vallecana que se extiende junto a la N-III- ha sido el lugar elegido por el Canal de Isabel II para ubicar el gran depósito de agua que abastecerá al nuevo Vallecas, un barrio con casi 26.000 viviendas. El director de Nuevas Tecnologías del Canal, Adrián Martín, recuerda que el ensanche de Vallecas incluye la urbanización de 18 millones de metros cuadrados. "La población y la industria que se asentarán sobre ellos consumirán 220.00 metros cúbicos de agua al día, por lo que se hace necesario levantar un depósito regulador en la zona de 100.000 metros cúbicos de capacidad por lo menos. El único lugar alto que existe en esta parte de Madrid es el cerro Almodóvar. No hay otra opción".

15 hectáreas

La Dirección General de Patrimonio, para evitar que este gigantesco depósito dañe el yacimiento, ha acordado con el Canal que las cisternas de almacenamiento no sobresalgan del cerro y que toda la finca, de unas 15 hectáreas de extensión, se convierta, en compensación, en un parque arqueológico.El viceconsejero de Patrimonio, Juan Carlos Doadrio, explicó ayer que en el cerro Almodóvar se han dado cita numerosas culturas durante los últimos 200 siglos. "De todas ellas han quedado rastros; desde numerosas puntas de flecha de los hombres del paleolítico hasta un búnker de la guerra civil. La creación de un parque arqueológico sobre el montículo servirá, además de para preservar la zona, para explicar la evolución geológica y humana de la región", destaca.

Las excavaciones arqueológicas que delimitarán la extensión del yacimiento comenzaron hace unas semanas. "Esperamos nuevos hallazgos paleontológicos y de épocas posteriores. El cerro ha sido siempre un auténtico baluarte militar a las puertas de Madrid y en la vega del río Jarama", detalla Doadrio.

El proyecto arqueológico, que será financiado en su totalidad por el Canal de Isabel II, incluye, además de la construcción de un aula didáctica y otra de exposición, la regeneración vegetal de la colina. "No vamos a plantar pinos para inventarnos un bosque, sino recuperar y regenerar las especies que viven y han vivido en el cerro", señala el viceconsejero.

El nuevo espacio formará parte de una futura red de parques arqueológicos, que incluirá la visita a los yacimientos de Alcalá, Santorcaz y Barajas y una última parada en el Museo Arqueológico de Madrid. El Canal aseguró ayer que "no habrá ningún problema" en la financiación. Las obras empezarán el año próximo, e incluyen una inversión de 655 millones para la construcción de los depósitos y "todo lo que sea necesario para el proyecto arqueológico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2000