Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El aislamiento "necesario"

"Tenemos que empezar por las bases. Aislamiento total al ciudadano de EH". María del Mar Blanco, hermana del concejal asesinado por ETA, Miguel Ángel Blanco, pidió ayer en la Universidad Miguel Hernández de Elche un "boicot total"para todas aquellas personas que simpaticen con la formación abertzale. La presidenta de la Fundación Pro-Derechos Humanos que lleva el nombre del edil del PP secuestrado y ejecutado por la banda armada en 1997, dio buena muestra de la situación de enfrentamiento civil por la que atraviesa el País Vasco.En Ermua, localidad en la que era concejal Blanco, "ahora somos nosotros los que vamos con la cabeza alta, y ellos los que se bajan de la acera". Tras el asesinato, que consiguió aglutinar a todos los partidos a excepción de HB bajo el denominado espíritu de Ermua, las cosas han cambiado. "Desgraciadamente, ahora el boicot no es tan grande como antes", explicó María del Mar, quien pidió que continuaran las movilizaciones y la lucha para conseguir la "convivencia pacífica" en Euskadi.

Durante la conferencia, Ana Crespo, patrona de la fundación y portavoz del PP en el Ayuntamiento vasco, cargó contra el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y el PNV, a los que acusó de haber "estafado" al electorado, y de ser "los representantes de unos pocos", y les conminó a la celebración de elecciones anticipadas. "Xabier Arzallus es amigo de ETA", apostilló. Para Ana Crespo, mientras el lehendakari continúe en la misma línea, el País Vasco tiene difícil solución. La edil popular, que recibe protección de dos guardaespaldas, consideró que aquellos que ahora disfrutan de la libertad "son los que deberían estar aislados", y acusó a las "altas esferas" del gobierno vasco de que la Ertzaina no capture a tantos etarras como la Guardia Civil.

María del Mar Blanco afirmó que la muerte de su hermano sirvió para marcar "un antes y un después" en las protestas contra el grupo terrorista, sobre todo en el País Vasco. "Antes éramos pocos los que salíamos a la calle a protestar y más los que estaban delante. Ahora, ya no".

En cuanto al apoyo cívico, "que la gente se eche a la calle sirve mucho a las víctimas del terrorismo", aseguró. No obstante, apuntó que la muerte violenta de su hermano es algo "difícil de superar". Según narró la presidenta de la fundación, mientras exista una persona que no luche contra el terrorismo "habrá que aislarla". "Yo no podré gastar nunca mi dinero en una tienda de alguien que se alegró por la muerte de mi hermano".

María del Mar Blanco denunció que algunas universidades de Euskadi le han cerrado las puertas para celebrar actos bajo la acusación de que su fundación es del PP. Esta ONG se constituyó a iniciativa de Televisión Española, el mes de mayo de 1998, con el objetivo de promover la convivencia democrática y la defensa de los derechos humanos. Entre los patronos figuran personalidades como la presidenta del Senado, Esperanza Aguirre, o el responsable de UNICEF, Joaquín Ruiz Jiménez. La fundación concede cada año un premio dotado con cinco millones de pesetas a las personas que han destacado por promover el respeto a los derechos humanos. En sus tres años de existencia la Fundación Miguel Ángel Blanco ha laureado a los medios de comunicación (1998) por la solidaridad mostrada contra el asesinato del concejal, y al presidente de Colombia, Andrés Pastrana (1999), por la labor de pacificación realizada en el país suramericano. Hoy, en Murcia, la ONG galardonará al ex presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, por su papel en la transición.

La participación de la fundación se enmarca dentro de unas jornadas sobre fundaciones, ONG y derechos humanos, organizadas por la Universidad Miguel Hernández de Elche. La universidad realizará hoy un minuto de silencio en memoria del edil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2000