Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo prepara para 2001 incentivos a empresas que reduzcan accidentes

Beneficios al cumplidor y sanciones al infractor. Éste es el sistema que quiere utilizar el Ministerio de Trabajo a partir del año que viene para animar a las empresas a reducir la siniestralidad laboral. Sindicatos y empresarios apoyan la medida, conocida como bonus-malus. Para aplicarla, el ministerio tendrá que asegurarse de que las bonificaciones no desequilibren las cuentas de la Seguridad Social.

Acuerdo general

La idea de premiar a las empresas que cumplen con las medidas de seguridad laboral y castigar a las infractoras lleva tiempo en la agenda del Partido Popular. No obstante, la novedad es que por primera vez se ha fijado una fecha próxima para aplicarla. El secretario general de Empleo, Juan Chozas, señaló ayer que "lo ideal" sería incluir en los Presupuestos de 2001 un sistema que premie a las empresas que más se esfuerzan en prevenir la siniestralidad laboral, un problema en el que España está a la cabeza de los países de la Unión Europea. Chozas hizo este anuncio en unas jornadas de seguridad y salud laboral organizadas por el Club Español de la Minería y de las Industrias Básicas.El sistema supone, según Chozas, aplicar la lógica económica de los seguros. La empresa que dedique mayores esfuerzos a frenar los accidentes laborales recibirá unos beneficios aún por concretar. El secretario general de Empleo aportó algunas sugerencias, como reducir las cuotas que los empresarios pagan a la Seguridad Social por accidentes. "Si queremos extender la cultura de la prevención de riesgos, nada más lógico que considerar a los que hacen mayores esfuerzos", apuntó Chozas. La medida no sólo reportaría ventajas económicas, sino que otorgaría a las empresas cumplidoras un baremo de calidad que podrían exhibir públicamente.

Existe una límitación a esta propuesta: la garantía de que la Seguridad Social no pierde dinero por las bonificaciones a las empresas obedientes. Para ello, "habrá que compensar castigando por otro lado a los que no cumplen", según aclaró el secretario general de Empleo.En principio, no existen objeciones a la propuesta del ministerio. Joaquín Nieto, secretario de salud y seguridad laboral de Comisiones Obreras, cree que premiar a quien cumple es un buen método "porque de otro modo el empresario no ve las ventajas económicas de su esfuerzo". No obstante, Nieto se mostró preocupado por la opacidad en la que se escudan algunas empresas para esconder sus accidentes laborales.

La patronal CEOE está dispuesta a aceptar este sistema, siempre y cuando la administración compense a las empresas. Para Felipe Manzano, del departamento de relaciones laborales de CEOE, la solución está en que el Gobierno modifique las tarifas que abonan a la Seguridad Social por accidentes laborales. "Después, ya podemos hablar de bonus-malus", añadió Manzano.

Por otra parte, los líderes de CC OO, José María Fidalgo, y de UGT, Cándido Méndez, rechazaron ayer la propuesta de dedicar parte del salario de los trabajadores a planes de pensiones individuales, una idea formulada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 2000

Más información

  • Los sindicatos y la patronal apoyan la medida del 'bonus-malus'