Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal reactiva la investigación sobre el vertido de lodos en las eras de Perales del Río

La Fiscalía de Medio Ambiente ha reactivado la querella por delito ecológico que interpusieron vecinos de Perales del Río, pedanía de Getafe cercana a Villaverde, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Madrid por el vertido de lodos de depuradoras de Madrid supuestamente peligrosos en un paraje (40 hectáreas de eras) cercano a sus casas. La Consejería de Medio Ambiente anunció ayer una inversión de 5.000 millones de pesetas para solucionar antes de fin de año el problema de olores desagradables que padecen los vecinos de Perales.

Cese de la actividad

Ignacio López Galiacho, director general de Calidad y Evaluación Ambiental de Medio Ambiente, avanzó ayer que "antes de finales de año" estarán construidas dos nuevas plantas que acogerán y tratarán los lodos que generan las depuradoras de Madrid. López Galiacho anunció esta inversión al ser informado por este periódico de que la fiscalía había reactivado la investigación por supuesto delito ecológico y prevaricación que instruye la Sala de lo Penal del Tribunal Superior contra altos cargos del Gobierno regional y del Ayuntamiento de Madrid. Una de las dos nuevas plantas se ubicará en las instalaciones de la depuradora Sur, y la otra, en la de Butarque. La inversión ha sido cofinanciada por el Ayuntamiento de Madrid y la Unión Europea. "Las eras se limpiarán a finales de año y no se depositarán en ellas nuevos lodos, con lo que habrá desaparecido el problema que tenían los vecinos con los olores", destacó.

Este anuncio se produce una semana después de que el fiscal de Medio Ambiente, Emilio Valerio, remitiera un escrito al Tribunal Superior pidiéndole que citase como imputado de un supuesto delito ecológico "al consejero delegado de la empresa Sufi, SA", que se encarga de tratar estos vertidos en la actual planta de Perales.

En su escrito, Valerio también exige que cese el vertido en la planta de Perales de los lodos procedentes de las estaciones depuradoras cercanas a los polígonos industriales de Arganda del Rey, Colmenar y Velilla de San Antonio. El fiscal argumenta su petición en un informe elaborado por la Guardia Civil del Seprona, basado en muestras de cieno recogidas en las eras de Perales y en las citadas depuradoras. El informe revela la fuerte presencia de "metales pesados", elementos que cabe catalogar, señala el fiscal, como "residuos peligrosos". El cieno que llega en la actualidad a las eras de Perales del Río (donde viven unos 5.000 vecinos) procede de depuradoras del Ayuntamiento de Madrid (en un 80%) y del Canal de Isabel II (un 20%). Pese al anuncio de la desaparición de las eras de Perales como almacén de lodos, Avelino Martínez, director de producción del Canal, indicó ayer que tales lodos no son peligrosos. Señaló que el informe del Seprona pone de manifiesto la existencia de cieno con metales pesados en un porcentaje que no cabe catalogar de peligroso. "Un 3% del lodo que llega ahora a las plantas de Perales supera los parámetros máximos, pero en lo que respecta a su aplicación como abono en la agricultura; de ahí que ese porcentaje, una vez tratado, se lleve a un vertedero de Pinto y no se destine a la agricultura", explicó.

Carlos Carrasco-Muñoz, abogado de los vecinos, afirma que el nivel de metales pesados descubierto "es a todas luces ilegal" y vulnera la normativa europea al respecto. "Sin duda", señaló, cabe catalogarlos como "sustancias peligrosas" que contaminan la zona y sus acuíferos.

Los vecinos llevan tres años pleiteando con la Comunidad y el Ayuntamiento para que se paralice esta planta. Al ver que no les hacían caso, hace tres años presentaron una querella contra el ex consejero de Medio Ambiente y hoy de Justicia, Carlos Mayor Oreja; contra el también ex consejero Antonio Beteta, en su calidad de presidente del canal de Isabel II, y contra el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000

Más información

  • Medio Ambiente anuncia la creación de dos plantas para acabar con los olores en la zona