Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos seis falsos empresarios por estafar 150 millones a más de 1.100 jóvenes modelos

La Guardia Civil ha detenido a seis personas como supuestas autoras de una estafa de más de 150 millones de pesetas que han sufrido, durante los últimos tres años, más de un millar de jóvenes de ambos sexos aspirantes a modelos publicitarios. La estafa consistía en obtener los datos personales y bancarios de los modelos a través de falsos contratos, falsificar sus carnés de identidad y vaciar las cuentas corrientes de los afectados, según explicó ayer un portavoz de la Guardia Civil. Una madre y su hijo fueron detenidos como cabecillas de la banda.

Cuenta a cero

La denominada Operación Casting arrancó gracias a la denuncia interpuesta por varios jóvenes aspirantes a modelos a los que, supuestamente, los detenidos les sustrajeron entre 100.000 y un millón de pesetas de sus cuentas bancarias. Los arrestados trabajaban en dos empresas, Newcasting Publicaciones y Publicasting, inscritas en el registro mercantil, según explicó ayer la portavoz de la Guardia Civil.Las mencionadas empresas de publicidad organizaban sesiones en hoteles de Madrid con el fin de captar nuevas caras y cuerpos de anuncio. Entre los aspirantes había jóvenes y niños de ambos sexos. Los supuestos publicistas hacían una selección de los candidatos y obligaban a los elegidos a firmar un contrato de colaboración por el que debían pagar 30.000 pesetas.

A cambio de ese dinero, los empresarios hacían un reportaje fotográfico a los modelos. Para no levantar sospechas, los supuestos estafadores enviaban al domicilio de cada seleccionado una publicación con una foto suya.

Además, las empresas se comprometían a mostrar esa publicación a los representantes de otras agencias de modelos o de televisión, revistas o pasarelas, para encontrarles trabajo a los jóvenes. Por esta gestión, los seleccionados debían abonar a los estafadores otras 120.000 pesetas.

En la mayoría de los casos, los supuestos empresarios no movían ni un papel para dar salida laboral a los jóvenes, según informó ayer la Guardia Civil.

Pero la estafa no quedaba ahí. Del contrato que firmaban los modelos, los presuntos estafadores obtenían sus datos personales y bancarios. Con esa información elaboraban carnés de identidad falsos, les cambiaban la foto y se presentaban en la sucursal bancaria haciéndose pasar por los titulares de las cuentas. Luego las vaciaban.

Los ahora detenidos se daban un plazo de un año entre la firma del contrato y la sustracción fraudulenta del dinero del banco para que los estafados no sospecharan.

Los falsos empresarios lograron suplantar la identidad de más de 1.100 modelos publicitarios. A cada uno le dejaban la cuenta bancaria con saldo cero. Los investigadores calculan que la estafa bancaria alcanza los 170 millones de pesetas. A lo que hay que sumar el dinero que los aspirantes a modelo han pagado por las fotos y la gestión de búsqueda de trabajo en el mundo de la publicidad. La Guardia Civil asegura que este dinero puede alcanzar otros 150 millones. La estafa se ha venido realizando en los últimos tres años.El Grupo de Delitos contra el Patrimonio de la Guardia Civil organizó un dispositivo especial para identificar a las personas que se hacían pasar por los modelos. Comenzaron a investigar por las diferentes sucursales bancarias donde tenían domiciliadas sus cuentas bancarias los modelos.

Tras meses de investigación, los agentes lograron identificar y detener a un hombre, G. S. S., y una mujer, E. B. M., como los estafadores que se hacían pasar por los modelos en los bancos para vaciar las cuentas. El seguimiento de los sospechosos llevó hasta D. E. B. B., administrador de una de las empresas contratantes de modelos. Este administrador era el encargado de conseguir los carnés falsos.

Su madre también figuraba como administradora de la otra empresa fraudulenta. Madre e hijo fueron detenidos por la Guardia Civil, que dio por concluida la Operación Casting con la captura de otros dos falsos empresarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000

Más información

  • Los supuestos delincuentes robaban los ahorros de los aspirantes con carnés falsificados