Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALANCE DE UN AÑO DE GOBIERNOS LOCALES

PP e IU califican de "frustrante" el mandato de la coalición de Sevilla

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Sevilla, Partido Popular e Izquierda Unida, descargaron sus críticas contra la coalición de gobierno PSOE-PA, que ayer cumplió su primer aniversario. Mientras el PP calificó el año como "perdido" por las "continuas disputas" entre PSOE y PA, IU tildó la gestión del equipo de gobierno como "frustrante" ya que el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), "no ha sabido liderar el cambio hacia la izquierda"

"Sevilla ha perdido un año". Así de tajante se mostró ayer la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Carmen Diz, a la hora de hacer balance del año de mandato de socialistas y andalucistas. La concejal popular explicó que la "situación de incertidumbre constante que ha vivido la ciudad" se debe a las "permanentes tensiones y a las trabas que se han puesto" los socios de gobierno, lo que ha supuesto "descoordinación entre las diferentes áreas municipales". Diz comentó que el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha estado "hipotecado y maniatado" por los andalucistas que "le han estado continuamente leyendo la cartilla" y de ahí las "continuas rectificaciones y marchas atrás por parte del alcalde".La edil popular puso como ejemplo de conflicto político vivido en el Ayuntamiento cuando dimitió el primer teniente de alcalde, Mariano Pérez de Ayala (PA), tras la decisión del alcalde de abrir un expediente de responsabilidad patrimonial para indemnizar a las familias de las víctimas del derrumbamiento del muro del Bazar España.

Unas diferencias reconocidas por los propios protagonistas. Si para el PA el fallo ha estado en las formas de entender el gobierno de sus nuevos compañeros, "que llevaban ocho años en la oposición o venían como el alcalde de gobernar con mayoría absoluta la Diputación", para el PSOE el problema recae en el "espíritu continuista de los andalucistas y nuestro afán de cambio. Esto ha producido estridencias".

El portavoz de IU, Luis Pizarro, señaló que este año ha sido "frustrante para los ciudadanos" ya que se esperaba que con un "alcalde progresista las cosas fueran sustancialmente diferentes". Según Pizarro, "el PSOE sacrificó las expectativas por conseguir el Gobierno con el pacto con el PA. El alcalde ha tenido que cambiar continuamente su discurso por la imposición de los andalucistas, desde apoyar las recalificaciones urbanísticas hasta el retraso de los presupuestos pasando por el escandaloso nombramiento de Alejandro Rojas-Marcos como presidente de la Sociedad del Metro. No tiene energía suficiente para hacer el giro a la izquierda".

El retraso en la elaboración de las cuentas de la ciudad fue uno de los temas más criticados por el PP. "El ritmo de la ciudad ha estado condicionado por un alcalde incapaz de tomar decisiones", dijo Diz. Los presupuestos se han demorado en su elaboración seis meses y todavía hoy no han sido aprobados definitivamente. Monteseirín se excusa: "La negociación fue larga porque no podía responder a los esquemas anteriores y cada delegado quería lo mejor". La portavoz del PA, Paola Vivancos, se exculpa: "Durante los ocho años anteriores hemos aprobado los presupuestos en tiempo y forma. Esto nos avala".

La portavoz del PP consideró "sorprendente" la valoración del alcalde en la que indicaba que durante este primer año "se habían puesto los cimientos para el desarrollo futuro de la ciudad", cuando, a su parecer, "no se ha presentado ni una idea para el futuro".

Diz no señaló ni un elemento positivo del gobierno municipal y destacó el trabajo del grupo popular que ha elevado 45 propuestas a Pleno, ha hecho 448 interpelaciones, ruegos y preguntas, ha presentado 12 enmiendas al proyecto de estatutos de la Sociedad del Metro, 26 a las ordenanzas fiscales y 29 al borrador de presupuestos.

El portavoz de IU sí destacó algunos puntos en la gestión de socialistas y andalucistas: "El Ayuntamiento tiene más peso en la política económica de la ciudad, se han abierto procesos como la revisión del Plan General de Ordenación Urbana y el Plan Estratégico y el nuevo delegado de Urbanismo, Rafael Carmona (PA), tiene más margen de maniobra ya que el PA ha dejado de considerar Urbanismo como la gallina de los huevos de oro y la ha traspasado a la Consejería de Turismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000

Más información

  • Críticas por el "tiempo perdido en disputas"