Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NAVEGACIÓN

La flota de recreo valenciana se consolida como la tercera de España con 1.500 nuevas matriculaciones

La flota de embarcaciones de recreo de la Comunidad Valenciana se ha consolidado como la tercera más importante de España, por detrás de Cataluña y Baleares, al matricularse 1.502 nuevas embarcaciones el año pasado. Con este incremento, del 7%, la flota de recreo valenciana cuenta ya con unas 23.400 embarcaciones matriculadas. Los datos los proporcionó ayer la Capitanía Marítima de Valencia en el transcurso de la presentación de la campaña de prevención de accidentes marítimos.Mientras que Cataluña cuenta con el 25,6% de las embarcaciones de recreo de España, seguida por Baleares con el 23,5%, la flota de la Comunidad ocupa el tercer lugar con el 12,7% de las naves. Con respecto a las nuevas matriculaciones, la Comunidad Valenciana es la cuarta que ha experimentado un mayor incremento, por detrás de Cataluña, Andalucía y Baleares.

La delegada del Gobierno en la Comunidad, Carmen Mas, destacó que a pesar de que la Comunidad es la tercera con más embarcaciones de recreo y más amarres deportivos, en el balance de siniestralidad marítima sólo ocupa el sexto lugar. El mayor porcentaje de embarcaciones de recreo que sufrieron situaciones de emergencia se dio en Cataluña (el 21,7% del total), seguida de Andalucía (16,8%), Baleares (16,2%), Galicia (10,9%), Canarias (8,6%), mientras que la Comunidad registró el 8%.

Con todo, la cifra de embarcaciones de recreo valencianas auxiliadas va en aumento: en todo el año pasado precisaron ayuda 91 naves, mientras que en el primer semestre de 2000 ya han sufrido emergencias 67 naves. Pero el número de víctimas es muy similar al del ejercicio anterior. En 1999 el capitán marítimo de Valencia, Néstor Martínez, contabilizó cinco muertos, un desaparecido y 20 heridos. En los seis primeros meses de este año se han registrado seis heridos, un desaparecido y dos muertos.

Para prevenir accidentes, Martínez recomendó a los practicantes de deportes marítimos que lleven el material adecuado para afrontar cualquier contingencia, que se informen sobre las condiciones meteorológicas y no salgan al mar solos si carecen de suficiente formación para navegar. "También les pedimos", recalcó Martínez, "que informen al club náutico sobre su plan de navegación y la duración de la travesía para facilitar las tareas de rescate si necesitan ayuda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de junio de 2000