IU denuncia al Ayuntamiento de Málaga por falsedad y malversación

El caso de la obra que la empresa mixta de limpieza de Málaga, Limasa, certificó y cobró al Ayuntamiento sin haberla realizado ha llegado a los tribunales. Los tres concejales de Izquierda Unida (IU) pusieron ayer una denuncia en el juzgado de guardia por presunta falsedad en documento público y malversación de caudales, de los que hacen responsables a la concejal de Medio Ambiente, Ana Rico, al técnico de este área Julián Laguna y al gerente de Limasa, Javier Fuentes.

El portavoz de IU, Rafael Rodríguez, explicó que su grupo ha decidido llevar el caso a los tribunales "para cumplir con la obligación que tiene todo aquel ciudadano que conozca que se ha cometido un delito" y añadió que en este "delicadísimo" caso se trata de una "estafa al Ayuntamiento de Málaga y, por ende, a todos los malagueños". "Cuando se gestionan recursos públicos hay que ser especialmente diligentes y responsables", concluyó.Las obra en cuestión, consistente en una conducción de agua potable y una boca de riego para el baldeo del paseo marítimo de Pedregalejo, fue incluida por Limasa en la certificación que emitió para su cobro al Ayuntamiento por los servicios de limpieza realizados en diciembre de 1999. La obra fue facturada por un importe de 39.026.085 pesetas, pero los trabajos ni siquiera habían comenzado. De hecho, su ejecución no comenzó hasta este mes de junio, según los denunciantes, después de que el hecho fuera publicado en prensa (EL PAÍS, sábado l0 de junio).

La certificación fue firmada por el gerente de Limasa, Javier Fuentes, y recibió el visto bueno del técnico del área de Medio Ambiente Julián Laguna y de la concejal de este departamento, Ana Rico. Según consta en la denuncia, los mandamientos de pago fueron instruidos por el interventor municipal "previa constancia en el expediente de certificado acreditativo del final de las obras, y del visto bueno de los responsables del área municipal de Medio Ambiente". Por este motivo, IU cree que se ha cometido un presunto delito de falsedad en documento público, en tanto que el abono de la factura constituiría una presunta malversación.

Limasa es una empresa participada por el Ayuntamiento de Málaga y Fomento, que aspira a la renovación de la concesión en el concurso convocado por el Consistorio y cuyo pliego de condiciones, según la oposición, ha sido realizado a su medida.

Además de las posibles consecuencias penales, IU cree necesario también que se depuren responsabilidades políticas, para lo que cree insuficiente el expediente informativo abierto por el alcalde, Francisco de la Torre. La federación cree que sería más conveniente crear una comisión de investigación para que la oposición también pueda participar en el procedimiento y en la que se examinen las certificaciones anteriores de Limasa. Según Rodríguez, es preciso determinar si el caso de la obra de Pedregalejo es una excepción o una práctica habitual de Limasa, sociedad que de hacerse de nuevo con la concesión del servicio se garantizaría unos ingresos de al menos 250.000 millones de pesetas en los próximos 25 años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción