El sector crítico de Unió pide a Farreres que cese como presidente

El sector renovador de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) reclamó el pasado jueves a Ignasi Farreres que dimita de su cargo como presidente del consejo nacional del partido. Esta dimisión se pidió durante la primera entrevista que los críticos mantienen con un alto dirigente democristiano después de su constitución como corriente interna, el pasado día 15, durante una cena que reunió a más de 300 personas.En la reunión, representantes de este sector, que encabezan entre otros el ex secretario general adjunto Jordi Petit y el ex secretario de organización Vicenç Gavaldà, manifestaron al ex consejero de Trabajo que, a su juicio, su mala gestión política durante todo el proceso del caso Pallerols -presunta financiación irregular de Unió a través de fondos de formación de parados del Departamento de Trabajo- le imposibilita seguir al frente del consejo nacional del partido.

Los críticos también transmitieron a Farreres su decepción por las conclusiones del informe interno que Unió encargó para dirimir responsabilidad por el caso Pallerols y los "indiscriminados" expedientes disciplinarios que se han abierto contra militantes. Un destacado miembro de esta corriente crítica señaló a este periódico que la dirección ha evitado sancionar a la única persona imputada judicialmente en este caso, Santiago Vallvé, y en cambio a otras personas, como a Emilia Català, se les ha abierto un expediente por el "simple hecho" de negarse a declarar ante la comisión investigadora que creó el partido.

A juicio del sector renovador, la dirección de UDC se ha limitado en el caso Pallerols a buscar "cabezas de turco" dentro de los críticos del partido y no se ha esforzado en realizar una investigación a fondo sobre estas presuntas irregularidades.

Las mismas fuentes informaron de que también solicitaron a Farreres que remita a todos los militantes de Unió el documento de constitución del sector crítico en el que se reclama un retorno a la "colegialidad" en la toma de decisiones y se aboga por separar "entre cargos internos y de responsabilidad política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de junio de 2000.