La CNMV reclama cautela a los inversores que utilizan Internet

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Juan Fernández-Armesto, advirtió ayer de los inconvenientes de invertir a través de Internet y pidió a quienes lo hagan que se mantengan alerta ante los peligros de la red. Aun así, tanto Armesto como Francisco González, presidente del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), coincidieron en que Internet ofrece una gran oportunidad de desarrollo tanto para la banca como para la economía española.

Los pros y los contras del espectacular y meteórico desarrollo de Internet fue el eje central del debate entre expertos financieros que tuvo lugar ayer en Santander en el transcurso de unas jornadas organizadas por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). El presidente de la Comisión de Valores fue el encargado de alertar de los peligros. "Este proceso exige un cambio de actitudes y los reguladores tenemos que advertir del peligro que entraña comprar acciones a golpe de click", aclaró.Lo que Fernández-Armesto no entiende es cómo "después de varias sanciones y campañas informativas todavía hay insensatos que caen en garras de los chiringuitos". La CNMV publicará en breve una carta circular con recomendaciones para invertir seguro.

Tanto Armesto como González advirtieron también del riesgo de que las oportunidades de la nueva economía sólo beneficien a unos pocos. "Hay que mejorar el desarrollo tecnológico para mejorar las condiciones de vida del entorno, porque en ninguna época de la historia de la humanidad, la sociedad ha tenido tantos recursos intelectuales, científicos, técnicos y económicos como ahora para mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos", sentenció Francisco González.

Otro aspecto que suscitó el debate fue cómo se ha de valorar una empresa de la nueva economía. "Las empresas que no tengan expectativas de beneficios futuros, valen cero. Tengan la seguridad de que en un plazo breve todas las empresas serán valoradas con criterios tradicionales", garantizó Juan Fernández-Armesto.

Francisco González se mostró en sintonía con estos planteamientos y añadió: "Estamos entrando en una época de mayor madurez de la nueva economía, en la que el mercado exige resultados".

Ambos quisieron dejar claro, sin embargo, que no estaban atacando a las empresas más agresivas, sino a los proyectos de algunas de ellas. Con una buena idea y juventud ya no todo es posible, a juicio de González. Sólo los proyectos encaminados a asegurar beneficios sobrevivirán.

El boom de Internet puso sobre la mesa un tercer asunto. ¿Se debe abandonar la tradicional fórmula bancaria de venta a través de oficinas? Eduardo Arbizu, responsable de la división europea de banca de particulares del Barclays y responsable de Barcalys España, y César González Bueno, director general de ING Bank, coincidieron en que, aunque hay que estar en Internet, no hay que abandonar las sucursales tradicionales.

Tampoco está en la mente del BBVA cerrar oficinas de forma masiva. Francisco González diseccionó la fórmula de un banco tradicional para triunfar en el sistema financiero de los nuevos negocios. Su intención es hacer un banco al estilo Martini: donde estés y a la hora que estés.

El BBVA, continuó explicando Francisco González, quiere "ser más que un banco". E insistió ayer -ya lo hizo hace un año y en el mismo foro- en poner el ejemplo de Wells Fargo.

Wells Fargo ha pasado de ser una compañía de transporte por diligencia a uno de los grandes bancos en Estados Unidos. Hoy, es la entidad con más clientes en Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de junio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50