Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 28% de los trabajadores cree nocivo para la salud su entorno profesional

El 30% de las personas que trabajan en Barcelona considera que sus condiciones de trabajo son nocivas para la salud. Son datos aportados por Imma Mayol, presidenta del Instituto Municipal de la Salud Pública, durante la presentación de la nueva Unidad de Salud Laboral (USL), que pretende mejorar las condiciones de salubridad en el ámbito de trabajo en Barcelona. Esta unidad, que nace fruto de un convenio con el Servicio Catalán de la Salud (SCS), será complementaria de los servicios médicos de la sanidad pública.

"Aumentar la detección de problemas de la salud de origen laboral, contribuir a resolverlos y llevar a cabo una labor preventiva" son algunos de los objetivos de la nueva USL que apuntó Xavier Mañach, gerente del Consorcio Sanitario de Cataluña, en la presentación del programa. Mañach aseguró que el 50% de los trabajadores sufre, "al menos", un trastorno de salud crónico. "La situación de siniestralidad en el trabajo es dramática y estamos lejos de mejorar", añadió.Una de las actividades principales de la USL será diseñar y gestionar un sistema de vigilancia epidemológica de enfermedades relacionadas con el trabajo, así como desarrollar un sistema de información sobre la salud y las condiciones de trabajo. Estas dos acciones pretenden suplir la falta de datos sobre las enfermedades en el ámbito laboral. Mayol, concejal del Ayuntamiento de Barcelona por IC-V, declaró: "Es un derecho de los trabajadores saber cuáles son sus condiciones laborales, y por eso vamos a mejorar la información para que tengan datos accesibles".

Según los responsables municipales, "los sistemas de información en salud laboral son ineficientes" y "a los profesionales sanitarios de la red de asistencia pública les falta formación en salud laboral". Por ello, una de las líneas de actuación de la unidad será el desarrollo de programas de formación y educación sanitaria dirigidas a los profesionales asistenciales. También se enseñará salud laboral a los trabajadores y las trabajadoras atendidas en los servicios sanitarios como medida preventiva.

El dolor de espalda

De acuerdo con los datos aportados, el trastorno crónico laboral que más se produce es el dolor de espalda (uno de cada diez hombres lo sufre). Los trabajadores de la hostelería y el servicio doméstico y los de ocupaciones manuales de la industria, la construcción y el transporte son los que muestran peor estado de salud, especialmente las mujeres.

La flexibilización de la contratación y los contratos temporales, según el informe del Ayuntamiento, pueden estar asociados al aumento de la accidentalidad, ya que los trabajadores tienen un nivel de formación más bajo y menos experiencia. Además, la cuarta parte de los trabajadores de Barcelona "son autónomos o autoempleados, pero no hay datos de los accidentes de trabajo o las enfermedades profesionales relativos a este colectivo", agrega el estudio oficial.

La dificultad para establecer la relación entre algunos trastornos de salud con el trabajo, junto con la falta de formación de los profesionales sanitarios, impide, añaden los responsables municipales, la identificación, la notificación y el posterior análisis de los trastornos. El Ayuntamiento también apoyará programas de intervención sobre trastornos concretos.

La coordinación entre la red pública de asistencia y la de salud pública, que funciona bien en otro tipo de trastornos y poblaciones, es casi inexistente en el caso de la población activa y de los trastornos de salud laboral, concluye el Ayuntamiento de Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de junio de 2000

Más información

  • Imma Mayol presenta la nueva Unidad de Salud Laboral de Barcelona