Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INDUSTRIACONFÍA EN LA ADAPTABILIDAD DE LA PLANTA

Antonio Adés apela a los sindicatos para flexibilizar Ford Almussafes

La planta de Almussafes tiene, según su nuevo director de fabricación , Antonio Adés, "potencial para seguir un camino de excelencia y crecimiento". Adés, en su presentación ante los medios de comunicación, apeló al diálogo con trabajadores y sindicatos para tomar las medidas oportunas en un momento de grandes cambios para Ford Europa. El director de fabricación mencionó la conveniencia "de ir renovando la plantilla" debido a la elevada edad media de los trabajadores de Almussafes.

El nuevo director de fabricación de Ford España, que sustituye en el cargo a Juan José Ubaghs, explicó que el futuro de la planta valenciana dependerá de su capacidad de adaptación y flexibilidad y recordó que Almussafes está en buena situación de crecer.Antonio Adés insistió en la "obligación" de mejorar los excelentes resultados de la planta de Almussafes "en una época de grandes cambios para Ford Europa" y manifestó que la compañía tomará medidas para que Ford vuelva a ser lo que era. El responsable de fabricación reconoció la necesidad de recortar las diferencias, en productividad y satisfacción del cliente, con compañías como Nissan o Toyota.

Adés cifró en 40.000 millones de pesetas la inversión que Ford Europa realizará en Almussafes para la construcción, a partir del 2002, del nuevo motor I4, recordó que el modelo Ka se fabricará hasta el periodo 2003-2005 y habló del proceso de sustitución del modelo Fiesta.

Antonio Adés hizo mención de la necesidad de tratar con los empleados y los sindicatos algunas cuestiones laborales previas a la negociación del convenio en el año 2001. Adés recordó que la anterior dirección europea de Ford no tomó algunas decisiones, como la implantación del tercer turno o a una reducción de la jornada laboral, que la nueva está dispuesta a llevar adelante. Adés evitó hablar de planes de prejubilación, pero defendió la conveniencia de "ir renovando la plantilla" de Almussafes, que tienen una media de 48 o 49 años.

Antonio Adés, de 48 años, empezó su trayectoria en Ford en 1979, como ingeniero de calidad en Argentina, su país natal. En 1986 fue destinado a Estados Unidos donde ocupó diveros cargos en la Oficina Corporativa de Calidad y en 1992 se hizo cargo de la gerencia de la planta de vestiduras en Detroit. También fue gerente de la planta de Monterrey (México) entre 1995 y 1997, cuando se traslada a Valencia como gerente de fabricación general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de junio de 2000