Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Tribunal Superior denuncia atascos y edificios deficientes

Si hace unos días trascendía el dato de que la Audiencia de Madrid tenía 25.000 asuntos civiles pendientes, ayer, el presidente del Tribunal Superior, Javier María Casas, revelaba, en la memoria de su departamento de 1999, otro dato desolador: la Sala de lo Contencioso terminó 1999 con 65.146 casos pendientes, sólo 4.283 menos que en 1998. En la memoria del Tribunal Superior de Madrid, presentada ayer, Casas denuncia graves deficiencias en las instalaciones judiciales.

Pese a tamaño atasco en la Sala de lo Contencioso, Casas se congratula de que "el incesante incremento de asuntos pendientes ha cambiado de signo y comenzado a disminuir este año". Disminución que atribuye a la entrada en funcionamiento de 27 juzgados de lo contencioso y al plan de choque (jueces suplentes de apoyo) establecido para desatascar esta jurisdicción, posiblemente la más colapsada de España. No obstante, Casas advierte de que acabar con ese atasco manteniendo los actuales apoyos puede tardar "varios años", de ahí que abogue por la creación de nuevas secciones de lo contencioso. Si el presidente de la Audiencia de Madrid, Antonio García de Paredes, dibuja en su memoria de 1999 un panorama arcaico y sombrío en cuanto a infraestructuras judiciales, el Tribunal Superior (la máxima instancia judicial de la Comunidad de Madrid) no se le queda a la zaga: "Las instalaciones son absolutamente inadecuadas", denuncia Casas; "la falta de espacio es acuciante, de manera que los cinco magistrados de cada sección [hay nueve] se ven obligados a compartir despacho, y los funcionarios se encuentran materialmente hacinados en salas previstas para un número muy inferior al realmente existente. En el interior de cada sección no hay sitio ni siquiera para colocar los expedientes en trámite, que ocupan pasillos, mesas, sillas y huecos y espacios libres (...). No hay sitio", prosigue Casas, "para atender a los ciudadanos que soliciten ser recibidos por los magistrados, y los medios materiales son, asimismo, insuficientes y escasos; la Sala de lo Contencioso sólo dispone de 12 fotocopiadoras, y de ellas ocho son anticuadas y sufren constantes averías". La informática tampoco ha llegado al Tribunal Superior: lo actual es "rudimentario e inadecuado", aunque está pendiente de modernización, señala Casas, quien, por otro lado, ayer abogó ante los periodistas por la construcción de la Ciudad Judicial de Madrid, para unificar las 15 sedes que tienen hoy los órganos judiciales de la capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 2000

Más información

  • La Sala de lo Contencioso acumula ya 65.000 asuntos pendientes