Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP recalifica una zona protegida de Alcorcón para 7.000 chalés caros

El gobierno municipal de Alcorcón (144.000 habitantes), del PP, aprobó ayer un cambio en el Plan General de Ordenación Urbana para que se puedan construir 9.000 chalés (más de 7.000 de precio libre, y el resto, protegidos), en una zona protegida por su valor paisajístico y medioambiental, junto a la M-40. La oposición (IU y PSOE) se opuso contra lo que consideró "el mayor pelotazo urbanístico de toda la región". El cambio del Plan General afecta a la zona norte de la carretera de Extremadura (N-V) y llega hasta los límites con Villaviciosa de Odón y Boadilla del Monte. Se trata de una zona de 15 millones de metros cuadrados, de los que cerca de dos millones se destinarán a viviendas. En una de las zonas recalificadas las parcelas tendrán, de media, unos 400 metros cuadrados de parcela y una superficie construida de 275 metros. Su precio de mercado podría alcanzar, según la oposición, los 100 millones de pesetas. Otra zona donde irán viviendas será la prolongación de la urbanización Campodón. En una parcela de 1,3 millones de metros cuadrados que está previsto que crezca hasta los límites con la futura M-50. La zona también incluye una reserva de seis millones de metros cuadrados para industrias. Éstas se ubican también junto a la futura M-50. Un gran anillo verde (dos millones de metros cuadrados) y otros cuatro millones de metros cuadrados para futuras necesidades de Alcorcón rematan la extensión recalificada.

Esta operación urbanística necesita aún el visto bueno del Gobierno regional. El Ayuntamiento abrirá un plazo de alegaciones de dos meses para que los afectados puedan recurrir la decisión municipal. El alcalde, Pablo Zúñiga, justificó el cambio en "la necesidad de que Alcorcón lidere la zona sur de la región". Recordó que junto al municipio se instalará la ciudad bancaria del BSCH y el cuartel de la OTAN, por lo que se supone, según el regidor, que sus trabajadores requerirán viviendas de lujo. "No estamos cerrando las oportunidades de Alcorcón. Al revés, hemos adoptado la postura más liberal para que haya suelo calificado y reservado para las empresas que se quieran instalar aquí y para que haya chalés de calidad", concluyó Zúñiga.

Colapso

El portavoz socialista, Enrique Cascallana, acusó al PP de "colapsar desde el punto de vista medioambiental y de circulación" el municipio con la llegada de otros 30.000 vecinos (una media de tres por vivienda). "En el municipio no existe demanda para ese tipo de chalés que quiere el PP. Buscan crear una ruptura social, donde los ricos estén en la zona norte de la carretera de Extremadura y los pobres continuemos en el casco urbano", señaló Cascallana. El portavoz de IU, Fernando Fornovi, resaltó: "Han aprobado una operación sin precedentes, donde se trocea la mejor área de oportunidad de la Comunidad, con el agravante de que no se consigue ni una sola plusvalía para este municipio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 2000