Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un consejero socialista y el presidente popular del consejo de RTVV son socios en una empresa de maderas

Manuel Prieto Barrero, consejero de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) en representación del PSPV-PSOE, es socio del presidente del consejo de administración del ente, Emilio Fernández, nombrado por el PP, en una empresa del sector de la madera radicada en la localidad conquense de Cardenete. La mercantil Maderas Serranas, SA, tiene por objeto "la transformación de la madera, la comercialización de los productos y subproductos resultantes" y el "aprovechamiento de residuos y subproductos para la generación de energía eléctrica". La empresa cuenta con un capital suscrito de 145 millones de pesetas, de los que han sido desembolsados 36,2 millones, según la información que consta en el Registro Mercantil de Cuenca. La sociedad fue constituida el 13 de julio del pasado año. Manuel Prieto y Emilio Fernández son dos de los miembros del consejo de administración de RTVV más veteranos, ya que ambos han formado parte del mismo durante las últimas legislaturas.Manuel Prieto, que confirmó ayer esta información, considera que no incurre en ilegalidad ni incompatibilidad alguna y defendió su derecho a invertir su patrimonio personal en donde considere oportuno. "En el consejo de RTVV tengo mi posición", dijo Prieto, quien señaló al respecto que mantiene constantes "trifulcas" con los miembros del PP. "¿Por eso tengo que ser enemigo del presidente del consejo?", se preguntó. Prieto aseguró que distingue perfectamente su condición de consejero de RTVV de su pertenencia al consejo de Maderas Serranas, SA. "A veces parece que haya que ir a escondidas", añadió, "pero yo lo hago abiertamente y con claridad".

Por otra parte, Emilio Fernández se reunió el martes con representantes de la Unió de Periodistes y de la Agrupación de Periodistas de CC OO. Fernández se comprometió a trasladar al consejo de administración de RTVV la propuesta de eliminar la exigencia de tener la licenciatura en Ciencias de la Información como condición necesaria para optar a una plaza de redactor en la próxima convocatoria de oposiciones al ente autonómico. El consejo, que abordó este asunto en su reunión de ayer, aceptó la eliminación de esta exigencia. Fue prácticamente la única cuestión que aceptó la mayoría de consejeros en representación del PP, según fuentes de consejeros de la oposición, que vieron rechazadas todas sus propuestas para conseguir una convocatoria más transparente. Un representante del PSPV señaló que las oposiciones están hechas como "un traje a medida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 2000