Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión de derechos humanos de la OEA pide nuevas elecciones en Perú

Windsor / Lima

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió ayer la convocatoria de "elecciones libres, soberanas, justas y auténticas" en Perú, por considerar que sus últimos comicios fueron "una clara interrupción irregular del proceso democrático". La solicitud de la CIDH se realizó en Windsor (Ontario) poco antes de que comenzase la reunión de cancilleres de las Américas, de la que sólo trascendió en la madrugada de hoy la decisión de enviar una "comisión de notables" a Lima para "colaborar a restablecer el diálogo entre los peruanos".

Los cancilleres debatieron por espacio de tres horas y elaboraron un informe que aún no es público. Sí se sabe que la comisión de notables estaría encabezada por el secretario general de la OEA, César Gaviria. Falta por conocer si la comisión viajará a Perú antes o después de la toma de posesión de Alberto Fujimori como presidente. La oposición ha exigido que la comisión se desplace antes de esa ceremonia prevista para finales de julio, cualquier otra opción le parece "inaceptable".Mientras tanto, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) proclamó ayer en Lima oficialmente al actual jefe de Estado, Alberto Fujimori, como presidente electo de Perú en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 28 de mayo. El Jurado señaló que proclama a Fujimori ganador para el periodo 2000-2005 tras ver "las actas generales de cómputo remitidas por los 47 jurados electorales especiales de la República y las actas de sufragio de los ciudadanos peruanos residentes en el extranjero".

La resolución del CIDH fue más allá que la reunión de Cancilleres, aunque no deja de tener un carácter simbólico. Tras una visita que realizó a Perú durante el periodo electoral, la CIDH dijo ayer que considera fundamental que se celebren unas elecciones que "cumplan con los estándares internacionales respectivos". También cree la Comisión Interamericana que hay "sobrados elementos" para afirmar que el proceso electoral "está lejos de ser justo y libre". "Los resultados de las elecciones en Perú constituyen el desenlace previsible de un largo proceso en el que la voluntad de los gobernantes ha prevalecido sobre el imperio de la ley y las instituciones democráticas", afirmó el presidente de la CIDH, el brasileño Helio Bicudo, durante una conferencia de prensa.

En el informe sobre Perú presentado ayer se indica que "el orden jurídico e institucional ha sido subordinado a la voluntad del Gobierno, que de manera autoritaria ha manipulado la autoridad de la que fue investido, con el objeto de frustrar cualquier acto percibido como una amenaza a su perpetuación en el poder". La CIDH, por tanto, no puede "sino condenar la vigencia de hecho de un modelo de organización política que a pesar de burlar y violar manifiestamente los postulados fundamentales de la democracia representativa, pretende mantener la apariencia e inspirar el respeto que sólo los genuinos Estados democráticos merecen".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de junio de 2000

Más información

  • Los cancilleres americanos enviarán una "comisión de notables" a Lima