Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía baraja como principal hipótesis que Jonathan está secuestrado

Cuatro días sin Jonathan. La policía centra la búsqueda del niño de tres años que desapareció el sábado en un centro comercial de San Fernando de Henares en la hipótesis del secuestro, según afirman fuentes policiales. La familia mantiene que el chiquillo ha sido secuestrado para pedir un rescate de 25 millones, cantidad que cobrará en breve la madre en concepto de indemnización por la muerte de su marido en accidente hace un año. En la casa se han dejado de recibir llamadas anónimas.

La tesis de que el pequeño se haya perdido por los alrededores del centro comercial pierde fuerza tras la infructuosa búsqueda, tanto de los bomberos como de la policía, por el cauce y las orillas del Henares, a unos 150 metros del centro comercial.La hipótesis del secuestro cobra cada vez más fuerza. La policía sospecha que Jonathan está retenido contra su voluntad, según fuentes de la investigación. Así lo cree también la familia del pequeño. "La única explicación con fundamento que se le puede dar a esto es que alguien se lo haya llevado para pedirnos los 25 millones de pesetas que la madre va a cobrar por la muerte de su marido y mi hijo, Marcelino", afirma Inmaculada Carbonell Heredia, de 38 años, abuela paterna del niño. La madre de Jonathan añade una sospecha más: "Es posible que le hayan visto tan guapo y tan solito en el Pryca que se lo hayan llevado".

La familia asegura que ha dejado de recibir las llamadas telefónicas anónimas de un hombre que, "en la primera de ellas y con voz ronca, como si fuera un conocido que no quería ser identificado, dijo que tenía al pequeño". Pero esa voz jamás llegó a pedir nada a cambio.

Una mujer afirmó haber visto al pequeño saliendo del centro comercial en compañía de un hombre de unos 30 años. La familia dijo ayer que fue una falsa alarma, que la mujer se confundió de niño. "Dijo que tenía los ojos marrones y el mío los tiene azules", explicó Rosa Barrull, de 21 años, madre de Jonathan y dos pequeños más.

La angustia crece en el poblado de Las Castellanas, donde vive Jonathan en una infravivienda. Los parientes pegaron ayer numerosos carteles, con la foto del niño "desaparecido", y ruegan que quien disponga de alguna información contacte con los números de teléfono 91 674 02 41 o 91 669 58 56.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000

Más información

  • La familia del niño afirma que ha dejado de recibir llamadas