Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desaloja un colegio privado 'okupado' desde abril en Tetuán

El Cuerpo Nacional de Policía desalojó ayer, por orden del juez y a instancias de los propietarios, a los okupas que desde abril vivían y se reunían en el antiguo Liceo Sorolla, un colegio privado de la calle de Alonso Castrillo, 22 (Tetuán), cerrado hace unos cuatro años.La expulsión de los jóvenes se desarrolló a primeras horas de la mañana y sin incidentes. A diferencia de otros desalojos de okupas efectuados en los últimos dos años, en este caso los afectados sabían la hora y el día en que llegarían los agentes a echarlos, por lo que acumularon sillas en la calle y una decena se atrincheraron en la azotea del edificio. Pero pasado un rato, los amotinados optaron por bajar utilizando la escalera de los bomberos, que participaron en la operación.

Los okupas entraron a este inmueble en Semana Santa con el propósito de convertirlo en un centro social como los que existían, hasta ser desalojados, en otras calles del distrito como Villaamil y Santa Juliana, con talleres, comedor, cine y conciertos. Pero hace dos semanas supieron que el juzgado les desalojaría a finales de mayo. Entre los comerciantes de esta solitaria calle no hay quejas sobre estos jóvenes. Sólo se preguntan de dónde sacaban la electricidad en un inmueble que carece hasta de agua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000