Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno militar de Fiyi suspende la Constitución

El Gobierno militar de Fiyi suspendió ayer la Constitución de 1997 y decidió que el nuevo Gabinete estará dirigido por el ex comandante Epeli Nailatikau, yerno del presidente Kamisese Mara. La decisión va dirigida a satisfacer los deseos del golpista George Speight, que desde que se inició el conflicto, el pasado día 19, reclamó la abolición de la Constitución, que establece la igualdad de derechos entre fiyianos indígenas y fiyianos de ascendencia india. El decreto de suspensión de la Constitución está firmado por el jefe del Ejército, Frank Binimarama, el coronel que asumió el pasado lunes el control del país en un acuerdo alcanzado con Mara, que presentó su dimisión. Binimarama anunció ayer la concesión de una amnistía a los autores de la intentona golpista, incluido su líder, Speight.

En la reunión celebrada ayer en el Colegio de Teología del Pacífico, un lugar neutral, entre cuatro representantes de Binimarama y algunos de los hombres de Speight, se nombró a Lisenia Qarase para los cargos de consejero de Finanzas y comisario de Policía, y a Isikia Savua como consejero de Asuntos Internos. Hasta ahora no se ha designado a ninguno de los hombres de Speight para ocupar un cargo en el nuevo Gobierno, y el propio líder golpista manifestó ayer no querer ser nombrado primer ministro.

Derrocado del Ejército

Epeli Nailatikau fue derrocado como comandante del Ejército durante el golpe de Estado que Sitiveni Rabuka dirigió en 1987 y que le llevó a ocupar el cargo de primer ministro. Antes de iniciar la reunión de ayer, George Speight rechazó el Gobierno militar de Frank Binimarama. El enfado inicial de Speight reveló a los observadores que la pronta liberación de los más de treinta rehenes que llevan encerrados 12 días en el Parlamento quedará probablemente pospuesta una vez más.

El líder rebelde aseguró en una conferencia de prensa que los rehenes, entre los que se encuentra el primer ministro depuesto, Mahendra Chaudhry, desconocen el contenido de las negociaciones, ya que les causaría un "estrés innecesario". Las únicas condenas internacionales conocidas hasta el momento sobre la imposición de la ley marcial y la toma del poder ejecutivo por parte del Ejército han sido las de la Comisión Internacional de Juristas y el Consejo Mundial de Iglesias, que han insistido en el inmediato retorno al régimen civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000