CAMBIOS EN EL CONSELLSANIDAD EL NUEVO CONSEJERO NO PREVÉ CAMBIOS EN EL DEPARTAMENTO

Castellano agradece a Cervera la "innovación que pretendió dar" al sistema sanitario

El consejero de Sanidad saliente, José Emilio Cervera, y el entrante, Serafín Castellano, escenificaron al pie de la letra los papeles propios de los traspasos de poderes. Intercambiaron alabanzas sobre sus respectivas gestiones en los cargos que ocuparon hasta ayer y forzaron sus mejores sonrisas ante las cámaras. Cervera salió a la puerta de la consejería a recibir al nuevo responsable, quien señaló que "inicialmente" no piensa realizar cambios en el equipo directivo del departamento y destacó la "innovación que ha pretendido dar" Cervera a la sanidad pública valenciana.

Más información
Las tensiones en el sector informático por las adjudicaciones a IBM contribuyeron a forzar la salida de Cervera
El galimatías del presidente
Blasco declara su "compromiso político y ético" para "impulsar las políticas sociales" de la Generalitat
Cepeda anuncia la "continuidad" de la gestión de su antecesor

José Emilio Cervera no acudió al Palau de la Generalitat a presenciar la ceremonia de jura de los nuevos miembros del Consell. Al edificio noble de la calle de Caballeros se desplazó Carmen Mas, actual delegada del Gobierno en la Comunidad. El resto de consejeros, como el nuevo titular de Sanidad, Serafín Catellano, e incluso destacados miembros del Partido Popular como el presidente de la Diputación de Valencia, Fernando Giner, presenciaron también la jura de la consejera portavoz, Alicia de Miguel, y el consejero de Justicia y Administraciones Públicas, Carlos González Cepeda.José Emilio Cervera, sin embargo, perfirió no acudir a los prolegómenos formales de la constitución del nuevo Ejecutivo presidido por Eduardo Zaplana. Instantes después de las 13.30 horas recibió en la puerta de acceso a la sede de Sanidad al nuevo titular de la consejería. Minutos antes destacó, fiel al guión, su convencimiento de que Castellano será "un magnífico consejero" ya que "es un gran político y ha demostrado estas calidades humanas y políticas en distintos altos puestos de responsabilidad". La elección del nuevo titular era por ello "acertadísima". El ex consejero le ofreció a Castellano su colaboración y se ofreció para facilitarle toda la información que necesite en el traspaso de competencias. El anterior responsable de Sanidad se negó a abordar los motivos relacionados con su salida de la consejeria.

Tras una reunión de algo más de 20 minutos, Castellano correspondió a los elogios vertidos por su antecesor. Afirmó que desde la consejería tratará de seguir por el camino iniciado por Cervera de "innovación para mejorar la sanidad pública, su calidad y la atención al paciente". Siguió por esta senda y destacó el "impuso iportante " dado por Cervera "sobre todo por las nuevas políticas y la innovación que ha pretendido dar a la sanidad pública".

Castellano se refirió a la sanidad como uno de los "servicios públicos esenciales" y transmitió que afronta el nuevo cargo como "un nuevo reto bonito e importante, para la mejora de infraestructuras y la calidad de vida que se merecen los ciudadanos de la Comunidad". El nuevo titular del departamento completó la serie de lugares comunes agradeciendo a Zaplana "la confianza que una vez más ha mostrado" al confiarle el cargo.

"Inicialmente" no habrá nuevos cargos en el equipo directivo de la consejeria, señaló Castellano, quien describió a sus componentes como "gente muy capacitada y competente". Con ellos se reunió ayer por la tarde. Una de las primeras decisiones que tendrá que tomar el nuevo consejero está relacionada precisamente con el equipo directivo, al tener que sustituir al anterior subsecretario de la Agencia Valenciana de la Salud, Ruben Moreno, que ha sido nombrado secretario general de Gestión y Cooperación Sanitaria del Ministerio de Sanidad. Castellano se enfrenta a un departamento con numerosos temas pendientes. Uno de los más importantes consiste en la nueva ubicación del hospital La Fe de Valencia, tras la remodelación y traslado de parte de sus instalaciones previstos. A ello se suma la actitud que tomará por las nuevas fórmulas de gestión sanitaria, tras la indefinición y los titubeos mostrados por Cervera hacia el modelo del hospital de la Ribera (Alzira), de titularidad pública y gestión privada. El futuro de la resonancia magnética es otro de los aspectos que tendrá que determinar el nuevo responsable.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS