Lara, Gabarró, Tomás y Blanchart se perfilan para el nuevo comité de la Fira

Los empresarios José Manuel Lara Bosch, Jaume Tomás, Salvador Gabarró y Josep Blanchart se perfilan para formar parte del nuevo comité ejecutivo de la Fira de Barcelona tras la anunciada entrada de la Generalitat y refundación de la entidad. A estos empresarios se unen los nombres de Jordi Clos, propietario de la cadena hotelera Derbi, Miquel Valls, presidente de Fichet, y Pere Vicens, de Editorial Vicens Vives, de acuerdo con varias fuentes empresariales. Los nombres deben ser consensuados por los tres socios de la Fira.

José Manuel Lara es vicepresidente de Planeta. Jaume Tomás y Josep Blanchart presiden los salones Alimentaria y Construmat, los dos más importantes de la Fira. Tomás es consejero y miembro del grupo familiar propietario de Agrolimen. Por su parte, Blanchart fue socio de la inmobiliaria Metro 3. Gabarró es presidente del Círculo de Economía y gerente de Roca Radiadores.La novedad es que alguno de los empresarios que se perfilan para el comité ejecutivo no ocupan cargos orgánicos en la Cámara de Comercio. Es el caso del vicepresidente de Planeta, José Manuel Lara Bosch.

El nombramiento de estos empresarios para integrar el comité ejecutivo de la Fira deberá ser aprobado por los tres socios que formarán la institución tras el reciente acuerdo sobre el futuro de la Fira: el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y la Cámara de Comercio. Antes deberán aprobarse los nuevos estatutos.

Órgano sin cuotas

De los citados empresarios deberá salir el futuro presidente del comité ejecutivo de la Fira. Diversas fuentes dan por seguro que Antoni Negre, el actual presidente de la Cámara y del comité ejecutivo de la Fira, no seguirá en este último cargo. Hace dos meses, el mismo Negre se mostró dispuesto a renunciar a su cargo para facilitar el acuerdo que diera entrada de la Generalitat. Este acuerdo se ha producido, ya que los dos socios originarios de la Fira han acordado la entrada de la Generalitat con una aportación inicial de 3.000 millones de pesetas.

Con el nuevo comité ejecutivo se quiere acabar con el actual sistema de cuotas entre el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio e ir a un comité de empresarios y profesionales aceptado por todas las partes que elija a un director general. El Ayuntamiento de Barcelona perdería así la potestad de nombrar al director general. En esta nueva etapa, el director general de la Fira, Adolf Cabruja, dejará este puesto, aunque en medios empresariales y de la Fira se considera que ha hecho una buena gestión. Cabruja lleva 10 años como primer directivo de la entidad.

La creación del nuevo comité ejecutivo supondrá la salida de la Fira de los actuales miembros no empresarios designados por los tres socios. El comité ejecutivo actual tiene 15 miembros y el objetivo es crear un nuevo órgano más reducido para que sea más operativo, afirman fuentes empresariales.

La lista puede ampliarse con otros candidatos en los próximos días. Otros nombres que suenan, pero que a diferencia de los anteriores no son aún seguros, son el de Enrique Lacalle, delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca y presidente del salón Barcelona Meeting Point; Enric Crous, director general de la cervecera Damm y antiguo director general de la Fira, y Josep Maria Calmet, antiguo presidente de la Cámara de Comercio Manresa y actual presidente de Petrocat. También se ha barajado el nombre de Josep Cercós, presidente de la aseguradora Winthertur en España. Cercós forma parte del comité ejecutivo de la Cámara de Comercio. Algunos de estos últimos dijeron ayer no tener constancia de haber sido propuestos para el comité ejecutivo.

La Cámara, que se reunirá en pleno el día 25 de este mes, no tiene previsto tratar este asunto en el orden del día de la convocatoria. La Cámara se limitará a debatir y previsiblemente a aprobar el principio de acuerdo alcanzado para la entrada de la Generalitat a la Fira y la modificación de los estatutos de la entidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de mayo de 2000.