Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Constitucional pide a los políticos que no interfieran en el trabajo del Alto Tribunal

El presidente del Tribunal Constitucional, Pedro Cruz Villalón, pidió ayer a los políticos que no interfieran en la labor del Alto Tribunal y que tengan "confianza" en este organismo para que "pueda trabajar con el máximo sosiego". Cruz Villalón, que participó en el acto de presentación de Desenvolupar l'autogovern (Empúries), escrito por Enric Argullol, rector de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), admitió el papel del Tribunal Constitucional en la configuración del Estado autonómico, pero reclamó que su labor quede al margen de la polémica partidista. "La jurisprudencia constitucional tiene su dinámica propia y sería bueno que esta labor pueda contar con un cierto ámbito de silencio", afirmó.El presidente del Tribunal Constitucional consideró "enormemente sugerente" el trabajo de Argullol, que desmenuza todas las posibilidades que existen para profundizar en el autogobierno de Cataluña sin modificar ni el Estatuto de Autonomía ni la Constitución. Cruz Villalón no es el único miembro del Alto Tribunal que ha expresado su consideración por el trabajo del rector de la UPF, sino que Carles Viver Pi-Sunyer, vicepresidente del organismo, se ha responsabilizado del prólogo.

El acto presentación del libro tuvo un marco inusual: el propio Parlament de Cataluña, con la presencia de su presidente, Joan Rigol. Cruz Villalón consideró el Parlamento catalán como la "madre" del resto de parlamentos autonómicos e insistió en que el desarrollo del autogobierno en Cataluña ha sido útil para el resto de las comunidades.

El presidente de la Cámara catalana, por su parte, aseguró que el encaje entre Cataluña y España "todavía no ha sido abordado en todas sus dimensiones" y consideró que el libro es una aportación en la búsqueda de este encaje. Rigol citó la disposición transitoria segunda de la Constitución -la que abre la vía a la creación de comunidades autónomas de vía rápida- para subrayar que la autonomía de Cataluña es anterior a la Constitución y al Estatuto, una premisa que a su juicio debe quedar suficientemente clara a la hora de definir el encaje.

El editor Xavier Folch recordó que el texto nace de un encargo del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, pero que las propuestas concretas que se exponen hace que el texto tenga un "interés excepcional". Al acto asistieron diputados de Convergència Democràtica -Ramon Camp y Maria Eugència Cuenca-, Unió Democràtica -Domènec Sesmilo-, el Partit dels Socialistes -Higini Clotas- y el Partido Popular -Dolors Montserrat y Maria Àngels Esteller-, además del consejero de Universidades, Andreu Mas-Collell, y los ex consejeros Agustí Bassols y Joan Guitart.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de mayo de 2000