Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amplios sectores del Barça apoyan a Vilaseca como candidato de consenso

Josep Lluís Núñez convocará hoy eleccciones a la presidencia del FC Barcelona y comunicará a su junta directiva que no piensa presentarse a la reelección. El hombre que ha dirigido el Barça durante 22 años es probable que no dimita y ejerza algunas semanas más a fin de preparar su salida y una transición en la que se perfila una intensa batalla por el poder. Para que el club salga lo menos dañado posible, los aspirantes que poseen mayor peso específico consensúan el nombre de Josep Lluís Vilaseca como próximo presidente del club para evitar el desgaste de una batalla electoral.

Vilaseca, de 70 años, es ex secretario general del Deporte de la Generalitat, ex directivo del Barça en la época de Montal y miembro de la Comisión de Disciplina de la UEFA y ex diputado de CiU en el parlamento catalán. El grupo Força Blaugrana que preside el ex directivo del Barça y presidente de Fibanc, Carles Tusquets, lleva la iniciativa en el trabajo de búsqueda de una persona que aglutine a todos los espectros del barcelonismo. Vilaseca, que ya había sido tanteado en comicios anteriores, posee el perfil idóneo por su gran experiencia en el mundo del deporte en general y del fútbol en concreto y por el carisma y admiración que tiene entre casi todos los sectores del barcelonismo. Un consenso en torno a Vilaseca evitaría que se agudizara la encarnizada lucha que se adivina en la carrera por suceder a Núñez. En ella podría tener un papel importante el vicepresidente del club, Joan Gaspart, decidido a presentar una candidatura y que ya ha tratado de llegar a un consenso con los grupos opositores y que éstos han rechazado.

La numerosa directiva del Barcelona -35 miembros tras la dimisión de Sixte Cambra en diciembre- protagonizará hoy una reunión previsiblemente tensa y polémica. Núñez todavía no ha comunicado a muchos de sus directivos su intención de abandonar el cargo. Será hoy cuando convoque elecciones. Sus directivos insisten en intentar disuadirle pero la situación no encuentra punto de retorno. De la directiva puede salir más de un candidato a los próximos comicios. Además de Gaspart, y caso de que Vilaseca no aceptara la propuesta de los diferentes grupos que avalarían su candidatura, otra alternativa de consenso es la que encarna Félix Millet. Vicepresidente del Barcelona y presidente de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música, Millet es uno de los pocos directivos actuales que tiene predicamento entre amplios sectores de la oposición.

Si Núñez dimitiera hoy en lugar de esperar a que se extinga su mandato con el proceso electoral su cargo pasaría a ocuparlo hasta la fecha de las elecciones el vicepresidente de mayor rango, Nicolau Casaus. Si dimitiera la directiva en pleno, el club pasaría a ser dirigido por una comisión gestora encabezada por Jaume Gil Aluja, presidente de la comisión económica. Pero la intención de Núñez es continuar presidiendo el club hasta que se celebren las elecciones que, según las posibilidades de calendario establecidas en los estatutos del club, podrían producirse en la segunda quincena de julio. Según varias fuentes, la fecha elegida sería la del sábado 22 de julio, aunque también se barajan el domingo 16 de julio o el martes 25 de julio.Núñez, que acudió ayer a la inauguración de una escultura en el Camp Nou, pese a que no se refirió a la crisis que atraviesa el club, hizo un discurso: "El Barcelona", dijo, "es un equipo vivo y activo y en una semana ha cambiado su futuro direccional. No era normal que yo estuviera aquí, porque el Barça, en estos momentos, tiene una serie de problemas urgentes por solucionar". Terminado el acto, el directivo Josep Casals, habló del estado anímico de Núñez -"está muy activo", comentó-; y aseguró que la solución de la crisis hubiera sido el cese de Van Gaal. "El presidente es uno de los pocos que defienden al técnico". Sobre la relación entre Núñez y Van Gaal, Casals lanzó dos frases apocalípticas: "Parecen Romeo y Julieta y acabarán suicidándose"; "Van Gaal, amigo de Núñez, conseguirá lo que Cruyff, el principal enemigo de Núñez, no pudo". La mayoría de directivos del Barça coincide con la opinión de Gaspart favorable a la marcha de Van Gaal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 2000

Más información

  • El presidente propuesto fue secretario general de Deportes de la Generalitat y directivo con Agustín Montal