Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Un tribunal exime de entrar en prisión a un neonazi imputado por terrorismo

La Audiencia de Valencia ha eximido del ingreso en prisión a un neonazi, José Luis Z. A., que fue condenado en 1998 a dos años de cárcel por apalear a dos jóvenes en Valencia. El tribunal ha tomado esa decisión, ejerciendo la potestad que le confiere la ley, a pesar de que el joven, supuesto miembro de la Hermandad Nacional Socialista Armagedón, fue detenido en marzo pasado por su supuesta participación en varios ataques ocurridos contra las sedes de tres partidos políticos antes de las últimas elecciones generales. José Luis Z. A., de 22 años, y los otros 12 jóvenes relacionados con esos hechos están en libertad con cargos y sin fianza. Los supuestos miembros de la organización neonazi, considerados como muy peligrosos por la policía, podrían ser procesados en la Audiencia Nacional. Al menos, una juez de Mislata ha remitido la investigación a esa instancia al considerar que los imputados, que utilizaron cócteles mólotov, forman "una banda armada con cierta estabilidad y permanencia". Es decir, ha equiparado la actividad de Armagedón con el terrorismo callejero que practica Jarrai, la organización juvenil vinculada a ETA, en el País Vasco.

Antes, en junio de 1998, la sección quinta de la Audiencia de Valencia condenó a cuatro jóvenes por la salvaje agresión que cometieron cuatro años antes sobre otros dos adolescentes en las inmediaciones de la plaza de Cánovas de Valencia. José Luis Z. A. estaba entre ellos, y sobre él recayó la pena más dura. Los jueces le impusieron una condena de dos años de prisión por otros tantos delitos de lesiones.

En febrero, el Tribunal Supremo confirmó este castigo e incrementó el de los otros tres participantes en el apaleamiento al atender, entre otras causas, a la "brutalidad del ataque desencadenado por un grupo de individuos cuya proclividad a la violencia es denunciada por todas las apariencias". De hecho, los agresores lucían una estética de corte neonazi.

Ahora, tras el fallo del Supremo, la Audiencia ha suspendido por "cuatro años la condena impuesta en esta causa" a José Luis Z. A. La sala supedita su decisión a que el beneficiario de la misma no "sea condenado nuevamente por otro delito" antes de ese plazo, aunque no tiene en consideración el nuevo historial policial del neonazi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 2000