Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV pide otra votación sobre el solar de tres ediles que no fue expropiado

El PSPV ha solicitado a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, la anulación del acuerdo del Ayuntamiento por el que se modificó un plan urbanístico que anulaba la expropiación de un solar que, tal como después trascendió, fue adquirido a finales del pasado año por el concejal de urbanismo, Miguel Domínguez, y otros dos miembros del equipo de gobierno municipal, del PP. La petición del grupo socialista tiene un sólo fundamento: Domínguez y los también tenientes de alcalde Enrique Pérez Boada y Rafael Ripoll debieron haberse abstenido en la votación de un asunto en el que, como dueños del solar, tenían un interés directo.

Los tres concejales, que no habían declarado en el registro de bienes esa propiedad, dieron su voto a favor de la reforma de una normativa que transformaba su propiedad -hasta entonces, un terreno a expropiar- en un solar edificable. Tanto el responsable de urbanismo como sus dos compañeros argumentaron que la compra fue hecha para construir allí la sede de una organización sin ánimo de lucro, la Fundación Vives.

A pesar de ello, y sin tener en cuenta el informe en el que el secretario municipal calificó de "irrelevante" que los ediles hubieran votado, el PSPV exige la anulación de aquel acuerdo para que sea sometido de nuevo al pleno. Según Ana Noguera, edil socialista, "la ética y moralidad que deben poseer y demostrar los cargos públicos" lo hacen necesario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 2000