El GIL convoca la Junta de Seguridad tras la denuncia de un policía nacional contra varios agentes locales

Meses después de la petición de todos los partidos de la oposición municipal, el Grupo Independiente Liberal (GIL) ha decidido convocar la Junta Local de Seguridad. El anuncio, realizado ayer por el alcalde accidental de Marbella y número dos del GIL, Julián Muñoz, se produce después de que un policía nacional denunciara la pasada semana haber sido objeto de malos tratos por parte de varios agentes locales. El concejal del PSOE, Ramón Leal, exigió ayer la dimisión de los responsables de la agresión y se quejó de que la Policía Local sea siempre noticia por "actuaciones ilegales". Para Leal resulta además "incomprensible" que no se abran expedientes informativos cada vez que se producen este tipo de sucesos. La respuesta de Muñoz no se hizo esperar. Éste insistió en que la actuación de los agentes locales fue correcta y que el policía nacional se encontraba en estado de embriaguez, aunque anunció la convocatoria de la Junta de Seguridad para el próximo 19 de mayo. También señaló que, al margen de las diligencias judiciales que se incoaron ante los juzgados de Marbella, el jefe del cuerpo local investiga los hechos denunciados.

El debate entre Muñoz y Leal se produjo a raíz de la rehabilitación por el Pleno de otros dos policías municipales, a los que la Audiencia Provincial había condenado a seis meses de prisión por un delito de coacciones.

El Pleno aprobó también el incremento de las asignaciones a los grupos políticos y concejales de la oposición. La medida no afectará al equipo de gobierno del GIL, cuyos ediles según el alcalde temporal "están muy bien pagados por su dedicación exclusiva". Además de una secretaria, cuyo contrato correrá a cargo del consistorio, los grupos de la oposición percibirán 500.000 pesetas al mes, 200.000 pesetas más que el año anterior; los concejales verán aumentados sus sueldos de 100.000 a 125.000 pesetas mensuales. Durante sus intervenciones los portavoces de PSOE, PP y PA quisieron dejar claro que esta subida no implica la compra de voluntades y que la medida se ha adoptado sin que ellos la solicitaran. El portavoz andalucista renunció además a la subida de sueldo.

Durante la sesión plenaria también se trató el proyecto del Ministerio de Fomento del soterramiento de la N-340 a su paso por San Pedro Alcántara. Los partidos coincidieron en que el plan no solucionará los graves problemas de tráfico que sufre este tramo, considerado como uno de los puntos negros de la red viaria nacional. La corporación decidió la creación "con la mayor urgencia posible" de una comisión de expertos que realice un proyecto alternativo al de Fomento, con el fin de evitar que se inviertan más de cuatro mil millones de pesetas en una obra que, sostienen, no supondrá el fin de los atascos y retenciones que sufre el tráfico rodado en esta zona. Además, remitirán una carta al nuevo ministro del ramo, Francisco Álvarez Cascos, para que revise el proyecto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS