Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Commonwealth exige a Zimbabue el fin de la intimidación política

Londres / Harare

La Commonwealth, la organización que agrupa a las antiguas colonias británicas con su metrópoli, expresó ayer su preocupación por la violencia, las violaciones de la ley y las ocupaciones de granjas que está promoviendo el régimen de Zimbabue, uno de sus integrantes. En una reunión celebrada en Londres sobre esta crisis, los países miembros apelaron a la convocatoria de unas elecciones libres y sin intimidaciones.

"Los ministros expresaron su preocupación por la violencia que está teniendo lugar, la pérdida de vidas, las ocupaciones ilegales de propiedad, el fracaso en hacer valer el imperio de la ley y la intimidación política ante las elecciones parlamentarias previstas", señala el comunicado de la Commonwealth, que apoya "una atmósfera en la que puedan celebrarse elecciones justas, libres de intimidación y dentro del plazo previsto por la Constitución de Zimbabue". Los ministros de los ocho países que conforman el Grupo de Acción Ministerial de la Commonwealth "dan la bienvenida a la voluntad del Gobierno de Zimbabue de aceptar a observadores internacionales en las elecciones y confirman la voluntad de la Commonwealth de enviar tal equipo". El secretario general de la Commonwealth viajará este mes a Zimbabue para transmitir su "preocupación" a Mugabe.Aunque la decisión de enviar observadores está tomada, falta lo principal: la convocatoria de unas elecciones que estaban previstas para mayo y que, en todo caso, deben celebrarse antes de agosto, según la Constitución. Si se convocaran ahora, tendrían lugar en junio y, en todo caso, deben ser convocadas en las próximas cinco semanas, el plazo legal. El presidente, Robert Mugabe, no se ha decidido aún, asustado por la victoria de la oposición, por primera vez en 20 años, en un referéndum celebrado en febrero.

Misterio en Harare

Otra reunión, ésta en Harare, quedó rodeada de misterio cuando sus participantes, los ministros del Gobierno de Mugabe, salieron de ella en completo silencio después de seis horas de conversaciones. "No tenemos nada que decir", dijo el ministro de Información de Zimbabue, Chen Chimutengwende, a Reuters. Sólo aclaró que el politburó del partido ZANU-PF (en el poder), seguirá tratando la crisis de las ocupaciones de granjas. Veteranos de la guerra de la independencia y seguidores del partido oficial han ocupado en las últimas semanas centenares de granjas de ciudadanos blancos, causando unos disturbios en los que han muerto 14 personas.

De la reunión ministerial de Zimbabue, sin embargo, no salió la fecha de las elecciones, en lo que confiaba la oposición.Los granjeros blancos, por su parte, han forzado la suspensión de las ventas de tabaco, la principal exportación del país, que le está sumido en una gravísima crisis económica.

El líder de los veteranos, Chenjerai Hunzvi, Hitler, recibió ayer el apoyo de cientos de seguidores cuando compareció en el Tribunal Supremo del país por un caso de fraude médico. Unos 600 veteranos corearon su nombre, cantaron canciones de la guerra de liberación y exhibieron retratos de Mugabe mientras él llegaba al tribunal. El propio Mugabe había hecho aparición, horas antes, cuando se dirigía a la reunión ministerial, cerca del tribunal, y salió de su limusina para saludar.

Y en el campo, la violencia proseguía ayer, ajena a la promesa de no más enfrentamientos que hace pocos días efectuó el líder de los veteranos. Unos 200 ex combatientes golpearon ayer a los campesiones que trabajaban en cuatro granjas, acusándoles de apoyar al principal partido de la oposición, el Movimiento para el Cambio Democrático, en la región de Mvurwi, al noreste del país. En la región de Bindura (también noreste), tres granjas fueron invadidas por los militantes de Hitler, que agredieron a los trabajadores, según el Sindicato de granjeros blancos (CFU).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 2000

Más información

  • Silencio de Mugabe sobre las elecciones