Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU promete su apoyo a un candidato conservador para presidir la Audiencia

La Asociación Profesional de la Magistratura (APM), organización conservadora y mayoritaria en la carrera judicial, ha cambiado a última hora a su candidato a presidir la Audiencia de Barcelona después de haber obtenido la promesa de que los dos vocales del Consejo General del Poder Judicial nombrados a propuesta de CiU apoyarán a este candidato en detrimento de la alternativa que representa Miguel Ángel Gimeno, de la asociación progresista Jueces para la Democracia.

El plazo de 20 días para solicitar la plaza de presidente de la Audiencia de Barcelona finalizó ayer, el mismo día en que presentó su candidatura José Luis Barrera, presidente de la Sección Cuarta de la Audiencia de Barcelona, de 51 años, de los que ha dedicado 24 a la carrera judicial. La presentación de esta candidatura ha comportado la retirada de la que había cursado Maria Eugènia Alegret, presidenta de la Sección Decimocuarta, quien ya aspiró en junio de 1999 a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Aquella candidatura sufrió una sonora derrota, pues ni siquiera fue votada por tres vocales conservadores del Poder Judicial, que apoyaron al actual presidente, Guillem Vidal.Por ese motivo y por la fama de intransigente que algunos sectores atribuyen a Alegret, la APM ha logrado en esta ocasión presentar a un candidato, Barrera, con muchas posibilidades de ocupar el cargo en sustitución de Francisco Javier Béjar, quien también pertenecía de la APM y dimitió el pasado 20 de marzo.

Al cargo aspiran también otros dos magistrados de la asociación progresista Jueces para la Democracia: Miguel Ángel Gimeno, de la Sección Décima, y Joan Francesc Uría, de la Sección Quinta. Sin embargo, este último se presenta a título personal y el candidato al que apoya la asociación es Gimeno.

Ninguno de los implicados admitió ayer de manera formal que se había logrado ese acuerdo, que también cuenta con el beneplácito del Departamento de Justicia de la Generalitat. El actual equilibrio de fuerzas en el Poder Judicial hace que los dos vocales de CiU sean decisivos para elegir entre un candidato conservador y otro progresista, siempre que se mantenga la unidad de voto de los dos bloques y no haya sorpresas de última hora. Gimeno dispone del apoyo de la izquierda judicial, mientras que la candidatura de Uría parece no despertar ninguna adhesión.

Barrera declaró ayer a este diario que se presenta al cargo porque "un grupo de amigos" le ha insistido mucho y esquivó comparar su fama de dialogante con la de Alegret. En cuanto a su programa, opina que "el mejor presidente es el que no molesta porque la Audiencia funciona sola" y abundó en la idea de que "la vida social y política está y ha estado excesivamente judicializada en España y hay que buscar otras alternativas al pleito". En este sentido, Barrera recordó un elocuente tópico procedente de una maldición gitana: "¡Pleitos tengas y los ganes!".

Miguel Ángel Gimeno, de 49 años, que lleva 17 como juez, opina por el contrario que el presidente de la Audiencia no desempeña un cargo decorativo, sino que dispone de competencias para mejorar un servicio público como es la justicia. En este sentido, considera necesario fomentar las reuniones entre los magistrados para unificar los criterios que aplican, "porque a menudo se dictan sentencias muy distintas por unos mismos hechos". También propone que se mejore la infraestructura actual para facilitar la declaración de los menores y otros testigos en ciertos juicios, así como que el Poder Judicial aborde seriamente la sobrecarga de trabajo que soporta la Audiencia de Barcelona, lo que, en su opinión, va en detrimento de las sentencias que se dictan. Asimismo Gimeno considera necesario mejorar el funcionamiento de la oficina del jurado y aprovechar el nuevo sistema informático para hacer más ágil la justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 2000

Más información

  • El acuerdo lleva a la APM a cambiar a su aspirante a última hora