Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Liga de Campeones

Europa disfruta de un clásico español

El Valencia y el Barcelona se enfrentan esta noche en Mestalla en la primera semifinal europea de dos equipos de la Liga en 40 años

La Liga española traslada a Europa uno de sus mejores clásicos. Acostumbrados a dar grandes espectáculos en la Liga y en la Copa del Rey, el Valencia y el Barcelona se miden por primera vez en su historia en la Liga de Campeones, el escenario más rutilante posible, y lo hacen nada menos que en las semifinales (Mestalla, 20.45, Vía Digital y Tm3 -en Canal Satélite-, y TVE, 22.00, en diferido). Los dos llegan finos a la cita, embalados, y con verdaderas ansias por plantarse en la final de París del día 24. La expectación en Valencia es enorme, superior quizá a la de Barcelona por pura lógica: nadie esperaba que el equipo de Héctor Cúper, que empezó en agosto la fase clasificatoria, llegara tan lejos. Mestalla estará a tope, con unos 50.000 espectadores. Casi 40 años han pasado desde que dos equipos españoles se enfrentaron por última vez en la antigua Copa de Europa: el Real Madrid se midió primero al Atlético de Madrid en la campaña 1958/59; y después al Barça, en la 1960/61.A favor del Barça juega esta noche su experiencia internacional. Es su séptima presencia en una semifinal de una competición que ganó en 1992. Para el Valencia, ésta será su primera semifinal en un torneo que sólo ha disputado dos veces. De los 168 partidos en que se han enfrentado en las distintas competiciones, el Barça se lleva la palma con 81 victorias, 40 empates y 47 triunfos valencianistas. Pero, curiosamente, las dos veces que se han visto las caras en Europa han vencido los valencianos: en la final de la Copa de Ferias de 1962; y en los cuartos de final de la Recopa de 1979/80, que después le ganaría el Valencia al Arsenal en el estadio belga de Heysel.

Todo eso es historia. Esta noche el balón tiene la palabra, y puesto que Cúper sabe cuánto sufre el Barça sin la pelota, tratará de arrebatársela a toda costa. Presionando muy arriba, por ejemplo. Para ello cuenta con un puñado de jugadores velocísimos, el Piojo y Angulo, principalmente.

De la balanza azulgrana cae la calidad de algunos de sus futbolistas, Kluivert y Rivaldo, especialmente, dejados a remojo este fin de semana por Van Gaal para que llegasen frescos a la cita de hoy. También Cúper ha mimado con el descanso en la Liga a sus exhaustos internacionales argentinos, el Piojo López y el Kily González, que viajaron a Venezuela la semana pasada. Todos a punto para la gran cita. Bueno, todos, menos uno, Figo, sancionado y lesionado a la vez. Ausente Figo, es Rivaldo el más temido por los valencianistas. El brasileño suele marcar en Mestalla y es además el primer anotador del torneo con 10 tantos, los mismos que Jardel, y uno más que Simone Inzaghi y Raúl. En el Valencia, empatan con cuatro tantos Gerard, el Piojo y el Kily.

Frente a la exuberancia atacante del Barça, máximo goleador del torneo con mucha diferencia (42 goles), el Valencia ofrece sentido común y equilibrio. Cúper dispone de un bloque hermético, muy trabajado tácticamente, que en el último mes ha encadenado cuatro victorias en la Liga después de haber despedido de Europa contra todo pronóstico al Lazio. Juega a toda pastilla el equipo de Cúper, que ha encontrado una armonía entre su tendencia al contragolpe -vestigio de Ranieri- y un ataque más controlado, con más fluidez por las bandas -la marca de Cúper-. El Valencia, a su vez, ha sacado mucho partido en esta competición de un perfil bajo. "Me gusta que nos subestimen", dijo ayer Cúper. El Barcelona, al revés. Se siente a gusto como favorito.

El grupo de Van Gaal recuperó en los cuartos de final ante el Chelsea el estilo atacante que lo ha caracterizado en los últimos años, y con la misma idea se presenta esta noche en Mestalla. Vuelve a actuar con tres defensas. Lo que "en principio será una ventaja para el Valencia", según el capitán valencianista, Mendieta, que sabe que cuenta con compañeros velocísimos. No lo ve tan claro Cúper, que entiende que el Barça defiende mejor ahora que hace unos meses porque Guardiola se repliega convenientemente, convirtiéndose en el cuarto defensa.

La policía espera la llegada de unos 1.200 aficionados culés, mientras que, en el palco, habrá un espectador muy especial: la estrella del Vasco da Gama Romario, ex jugador del Barça y del Valencia.

Valencia: Cañizares; Angloma, Djukic, Pellegrino, Carboni; Mendieta, Farinós, Gerard, Kily González; Piojo López y Angulo.

Barcelona: Hesp; Puyol, Frank de Boer, Reiziger; Gabri, Guardiola, Cocu; Rivaldo; Dani, Kluivert y Zenden.

Árbitro: Urs Meier (de Suiza).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de mayo de 2000