Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Rafael Ramos, creador de un discrepante 'Leo Verdura'

El dibujante y guionista de cómic Rafael Ramos Morales falleció el pasado viernes, 21 de abril, en Pamplona a los 56 años de edad de un paro cardiaco. El mismo día que aparecía publicada en las páginas del suplemento infantil MiPaís una de las historietas de Leo Verdura, la más popular creación de este autor cuya trayectoria define a toda una generación de dibujantes españoles. Nacido en la población malagueña de Riogordo en 1943, este creador con variadas firmas como Galileo, Ramos o Rafaramos, era padre de tres hijos y su esposa, Nieves, colaboraba con él dando color a sus vigorosos dibujos de Leo Verdura. Ramos, que desde hace años sufría de problemas con su corazón, realizó el arduo aprendizaje profesional de la mano del trabajo de las agencias de ilustración que abastecían el mercado europeo de cómic de consumo. En su caso, se trataba de tebeos de tema bélico. Como tantos otros autores, la creencia de que el cómic era más que un simple entretenimiento le llevó a formar parte del Colectivo de la Historieta, cuyos integrantes a mediados de los setenta tomaron clara postura por la defensa de la democracia. En Troya, la revista de este colectivo, publicó, con el seudónimo de Galileo, diversas historietas que mostraban una mirada nada ortodoxa de su convencimiento por la libertad. En esta línea se expresaron sus trabajos para la revista de humor El Papus.A mediados de los ochenta publicó en el Diario de Navarra las tiras de humor Aitor y los Vascones, que más tarde fueron editadas en álbum por el propio autor. Una vez más, Ramos demostraba, en esta obra de inspiración mítica, su maestría al combinar el idealismo ingenuo con una mirada de distanciamiento irónico de la realidad.

Pero fue en 1986, desde las páginas de El Pequeño País, donde su trabajo se popularizó gracias a una serie que sintetizaba la inteligencia con el entretenimiento, y en la que, en la línea de grandes creaciones como Mafalda y Peanuts, utilizó un cierto infantilismo para plasmar el mundo adulto. Leo Verdura es la síntesis de cómo se puede hacer frente a las contradicciones. "Cuando mi instinto entra en conflicto con la lógica, vence la lógica", dice en una de sus habituales reflexiones a la luz de la luna este león vegetariano, esposo y padre de dos cachorros (Stanley y Livingstone). Leo Verdura es acusado por los demás depredadores de romper el equilibrio natural de la sabana, pero él prefiere ver a las gacelas como un pretexto para el juego y la diversión y seguir cuidando de su huerto de lechugas.

Leo Verdura ha sido y sigue siendo un ejemplo de cómo el cómic se puede dirigir al público infantil con inteligencia y respeto. En estos momentos Rafael Ramos tenía el avanzado proyecto de adaptar Leo Verdura a los dibujos animados.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de abril de 2000