Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El público podrá cantar el 'Mesías' de Haendel en el Maestranza

Las personas que siempre hayan aspirado a cantar en un coro y que dispongan de una mínima formación musical podrán hacerlo a final de año en virtud de un convenio firmado ayer entre la Fundación La Caixa y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) para la organización de una versión participativa del Mesías de Haendel en el Teatro de la Maestranza durante las Navidades. El proyecto, que se realiza en Barcelona desde 1995, permitirá interpretar las partes corales del oratorio a quienes lo deseen. Sólo se requiere cierta preparación musical, coral o vocal, y una inscripción de 3.000 pesetas. Los cantantes seleccionados, que serán alrededor de 300, asistirán durante seis fines de semana, entre octubre y diciembre, a 15 ensayos con el prestigioso director de orquesta Robert King.Mesías 2000 se celebrará el 22 y el 23 de diciembre en el teatro sevillano, donde los seleccionados podrán cantar junto al coro británico The King's Consort, diversas corales sevillanas, la ROSS y cuatro solistas: la soprano Claron McFadden, el contratenor Robin Blaze, el bajo Neal Davies y un tenor por determinar. Al frente de todos estará Robert King. "Se trata de ofrecer la oportunidad de cantar, desde su butaca en la sala de conciertos, las partes corales del oratorio a personas con escasa preparación musical que quieran sentirse parte del montaje. En algunas ciudades europeas como Londres es una tradición enraizada", explicó ayer Mari Carmen Palma, directora del departamento de música de La Caixa. Para Francisco Senra, consejero delegado de la ROSS, esta versión participativa del Mesías, es novedosa tanto para el espectador como para el intérprete. "Formar parte de una gran coral de 300 personas y trabajar con coros y solistas prestigiosos es una experiencia inolvidable", apuntó. Los participantes interpretarán los números corales desde los asientos de terraza del Maestranza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 2000