Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MODADISEÑADORES Y ORGANIZACIÓN PIDEN INNOVACIÓN EN EL SECTOR TEXTIL

Las ausencias de Industria y el Impiva limitan la consolidación de la Pasarela del Carmen

La consolidación de la Pasarela del Carmen como alternativa a Cibeles y Gaudí pasa por un impulso decidido a los diseñadores con propuestas alternativas y por la implicación del sector industrial y textil en la comercialización de las propuestas. Organizadores, creadores y profesionales de la formación coinciden en que la ausencia de la Consejería de Industria y del Impiva limita el futuro de la Pasarela. "Ésta es la asignatura pendiente. La moda, sin la industria no puede ir adelante", puntualizan Consuelo Ciscar, de Promoción Cultural, y Carmen Sendra, de la patronal CEV.

La segunda edición del espacio del Carmen pasará a los anales marcada por la ausencia del sector industrial y textil, que, precisamente, era uno de los objetivos a alcanzar y por los que nació el proyecto, conciden creadores, organizadores y profesionales consultados por EL PAÍS. "No es fácil generar un proyecto industrial", admite la directora general de Promoción Cultural, Consuelo Ciscar, al frente de la organización esta edición. Ciscar reconoce que "la moda y la cultura son partes claves de un segmento importante de la industria".El ejemplo más gráfico lo ha puesto la propia federación del textil que este año no ha proporcionado las telas con las que los jóvenes diseñadores innovan, reconoce Carmen Sendra, presidenta del Consorcio de Revitalización del Centro Histórico. Sendra que habla por la patronal CEV, adelanta, sin embargo, que ya ha tratado este tema con el presidente de la federación. Aunque puntualiza que "en la Comunidad Valenciana, nuestro textil está decantado a hogar, mantas y alfombras" y que "tiene que adecuarse. Hay que cambiar el chip". De entrada, las carencias se han suplido por el lado de la investigación que hace el Departamento de Moda de Artes y Oficios con "imaginación": papel y telas de bastidores para innovar coloraciones y texturas. Algunas de ellas, como la de Carlola Falgás podrán verse en la edición de Gaudí.

Presupuestos del Consell

Pero, para cambiar, se requiere una buena planificación y presupuestos. Ciscar aconseja a la Consejería de Industria abrir una partida para la Pasarela en el proyecto de Presupuestos de la Generalitat, al cierre del certamen. Y sugiere "implicar al Impiva y a los institutos tecnológicos". Para Círculo de Moda, lo imprescindible es "aunar arte-moda-industria". Javier Calvo, jefe del Departamento de Moda de Artes y Oficios, que inauguró la Pasarela, "las ausencias del sector textil, estampado, calzado y complementos, dificultan el trasvase del factor I+D a los tejidos que requieren los nuevos diseños". Desde Círculo, que investiga las nuevas tendencias y catapulta jóvenes creadores, Calvo propone al empresario "buscar en los jóvenes diseñadores alternativas a los productos que tiene en el mercado".

"No se puede seguir pensando que hay que vender zapato negro y de salón", explica la diseñadora de la firma de calzado Ana Bonilla. En coherencia con esta reflexión, el internacional Pedro García reconoce que "los comerciantes no evolucionan al ritmo de los diseñadores". Esto provoca carencias en la industria afin y "una falta de innovación en los proveedores" que hace que los diseñadores acaben comprando en Italia. "¿Por qué no invierten los fabricantes de tacones y hormas, en diseñadores, tecnología y manufactura?". La respuesta obliga a mirar de nuevo a Italia. La planificación ha convertido a este país en el primer exportador de diseño de moda, tecnología y manufactura. El debate está servido en la segunda edición de la Pasarela. Con los objetivos aún por definir, la preocupación sobre cómo es posible que cualquier circuito de menor calado, como Navarra, se catapulte gracias a la mezcla de famosos y prensa rosa, y acabe pasando por delante del espacio valenciano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de abril de 2000