Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garro, detrás de la cortina

Cuando Fernando Garro, amigo personal y de parecida estampa física a Conde hablaba con la prensa en la etapa de Antibióticos, se presentaba como su secretario y portavoz personal. Era la sombra de Conde y, sobre todo, el que le arreglaba los asuntos de cocina. Garro, que ha recibido una sentencia de seis años, siempre ha permanecido en puestos de detrás de la cortina pero con mando en plaza. En casa de Garro se reunió Conde con el coronel Perote para hablar de los papeles del Cesid.Conde y Garro tienen una idea muy parecida de entender los negocios y de él los representantes de las familias de Banesto (Garnica, Argüelles, Gómez Acebo, Masaveu) contaban y no paraban cuando tuvieron que dejar la entidad. Fernando Garro nació en abril de 1946 y es licenciado en Derecho. Casado y con dos hijos, participó en la creación de UCD en 1977 y fue director del gabinete del Ministerio de Transportes, cargo que abandonó a finales de 1981 para hacerse cargo de la Dirección General de Servicios de Agricultura.Garro, nunca tuvo responsabilidad en las áreas financieras y destinó su gran dedicación al banco a las labores de representación pública e institucional.

Su influencia sobre Conde nunca pasó desapercibida para los representantes de las empresas de medios de comunicación a las que Garro fue dirigiendo los tentáculos inversores del banco, con la supervisión directa y personal de Conde. Garro ha permanecido casi en el anonimato desde la intervención del banco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de abril de 2000