Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorpresa en el PP de Zaragoza y críticas del PSOE por la marcha de Rudi

Para los populares aragoneses fue una auténtica sorpresa la designación de Luisa Fernanda Rudi como candidata a presidenta del Congreso de los Diputados. La alcaldesa de Zaragoza cumplió ayer con su agenda mientras en su despacho se amontonaban las rosas. Aun así algunos dirigentes del PP seguían desconociendo el nombramiento a las once de la mañana, cuando ya era oficial.Rudi se despidió de los directores de área municipales y a continuación el grupo popular se reunía para afrontar su sucesión, que en principio corresponde al número dos del ayuntamiento, José Atarés, presidente del PP en Zaragoza, un abogado que se afilió en 1989, cuando se refundó el partido. Responsable del área de Hacienda, Atarés es un negociador nato y un hombre dialogante con una clara imagen de centro. Atarés militó en la transición y en los primeros años de la democracia en el Partido Socialista Aragonés.

Este fin de semana el PP decidirá quién será el próximo alcalde de la ciudad. Antonio Suárez, segundo teniente de alcalde, añadía que cualquiera de los concejales del PP puede ser regidor. Él mismo ha sido uno de los nombres que se barajaban como sucesor en caso de que Rudi abandonase la alcaldía. Pero la marcha de improviso de la alcaldesa puede hacer aflorar tensiones en un grupo que no es una piña. El PP aragonés pierde además a sus dos líderes más claros ya que Santiago Lanzuela, presidente del partido, ha cambiado su escaño en las Cortes regionales por otro en el Congreso.

Un trabajo sin cerrar

La alcaldesa no logró sacar adelante los presupuestos ya que el PP tiene 15 de los 31 concejales; el PSOE, diez; cuatro Chunta Aragonesista y dos el Partido Aragonés (Par). Juan Alberto Belloch, líder de los socialistas, intentó gobernar en la ciudad con el apoyo del Par y Chunta pero no lo logró. Ayer Belloch declaró que no tocaba hablar de eso, porque era tiempo de felicitar a una aragonesa y zaragozana que había llegado a la presidencia del Congreso. El portavoz del PSOE en Aragón, Víctor Morlán, unía a la felicitación su preocupación "por el estado en que queda el Ayuntamiento que sigue sin tener aprobados los presupuestos" y el portavoz en las Cortes, Francisco Pina, acusaba a Rudi de "engaño electoral" porque "ha repetido hasta la saciedad que no iba a abandonar la alcaldía".

En Chunta, su portavoz municipal, Antonio Gaspar, felicitó a Rudi pero apostilló que la presidencia del Congreso "es un puesto de perfil bajo que la aleja de los ministerios a los que parecía encaminada". Gaspar dijo que nada va a cambiar con su marcha, pero advirtió de que si el PP se enzarza en una lucha por la sucesión su grupo podría meditar un cambio de postura.

En el Par, que parece haber asegurado al PP la abstención en el pleno de elección del próximo alcalde, su portavoz Fernando Labena aseguraba que "con Rudi en Madrid, Aragón sale ganando porque será más fácil que lleguen inversiones pendientes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de marzo de 2000