Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incertidumbre sobre el alcance del vertido tóxico de Rumania

Los expertos desconocen aún el alcance del vertido tóxico registrado en una mina de Borsa (Rumania) el pasado viernes, al reventar una balsa con 22.000 toneladas de agua y lodo contaminados con metales pesados. El Ministerio de Medio Ambiente de Rumania ha confirmado que la contaminación de zinc, hierro y plomo ha llegado ya desde el río Vasar al Tisza, que fluye también por Ucrania y Hungría, donde ya se han medido altos índices de esos metales pesados.Sin embargo, las autoridades rumanas y la organización ecologista World Wildlife Fund (WWF) estiman que la catástrofe no será tan grave como la del pasado 30 de enero, cuando se rompió una balsa de la mina de oro Aurul, en Baia Mare, y contaminó con cianuro 100.000 metros cúbicos de aguas de Rumania, Hungría y Yugoslavia, causando gran mortandad de peces y nutrias.

El ministerio rumano -que ha pedido castigo penal para los futuros responsables de este tipo de accidentes- teme no obstante que el nuevo vertido dañe los 150 kilómetros del río Tisza que no resultaron afectados por el desastre de enero. El pasado sábado se registraron en el Tisza concentraciones de zinc superiores cinco veces al mínimo permitido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de marzo de 2000