Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sigue la fiesta española Carolina Ruiz, segunda en el eslalon gigante de Sestriere

El esquí español sigue de fiesta. Johann Muehlegg confirmó ayer con el quinto puesto en los 50 kilómetros de Holmenkollen, en los alrededores de Oslo, su triunfo en la Copa del Mundo de esquí de fondo, que ya había ganado anticipadamente el viernes al conocerse la ausencia de su único rival, el finés Jari Isometsae. Pero la nueva sorpresa llegó en el esquí alpino. Carolina Ruiz, de 18 años, subcampeona mundial júnior hace tres semanas en Canadá, fue segunda ayer en el penúltimo gigante de la temporada, en la estación italiana de Sestriere. Su progresión podía hacer pensar en que llegaría a los grandes podios, pero tras largos años de penuria española casi es un regalo milagroso.Salió con el dorsal 46 e hizo un espléndido sexto puesto en la primera manga. Tras la segunda, sólo fue superada por la suiza Sonja Nef, que con 556 puntos aún disputará el triunfo en la Copa de la especialidad a la austriaca Michael Dorfmeister, tercera ayer, que suma 604. Ver a Carolina entre ambas en el podio es otro sueño como el que ha ido confirmando el español de origen alemán Muehlegg. Ha logrado incluso meterse entre las 30 únicas esquiadoras que disputarán esta semana la última prueba, en Bormio (Italia).

Curiosamente, Carolina tiene también una historia extranjera. Su padre, Isidoro Ruiz, granadino, profesor de esquí en Sierra Nevada, fue en el año 1979 a Chile a la temporada invernal de allí, verano en España. Se instaló en Osorno, ciudad situada unos 1.000 kilómetros al sur de la capital, Santiago, para trabajar en la estación de Antillanca y allí conoció a su mujer, chilena. La pareja siguió yendo y viniendo, y en octubre de 1981 coincidió el nacimiento de Carolina en Osorno. A las tres semanas, sin embargo, vino para España, y ha vivido entre Sierra Nevada y Granada. Es un producto del trabajo de base de su padre y de otros entrenadores. Y se le puede poner en el haber de la federación anterior. "La noté muy segura cuando hablé con ella la noche del viernes", dijo ayer su padre, que elogió su progresión. "Lo difícil será ahora mantenerse arriba", añadió ella.

Maier gana la Copa

El austriaco Hermann Maier, con su tercer puesto en el gigante de Hinterstoder, y con la caída del noruego Aamodt, ganó ayer la Copa del Mundo absoluta masculina. Suma 1.860 puntos, inalcanzables para Aamodt.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de marzo de 2000