Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Un tribunal turco condena al líder islamista Erbakan a un año de cárcel

El Tribunal de Seguridad del Estado de Diyarbakir (sureste de Turquía) condenó ayer a un año de cárcel al ex primer ministro y antiguo líder islamista Necmetin Erbakan por "incitación al odio racial y religioso". El tribunal consideró, de acuerdo con el polémico artículo 312 del Código Penal turco, que Erbakan incurrió en este delito cuando, en el transcurso de un discurso político ofrecido en Bingöl -sureste del país- en 1994, dijo: "¡Qué feliz el que dice ser kurdo!", emulando la conocida frase del fundador de la República turca, Mustafá Kemal, Atatürk, en la que se congratula de ser turco.Erbakan, dirigente de la clausurada formación islamista Partido del Bienestar (Refah), ingresa así en las filas de políticos, escritores y periodistas que han sido condenados por tribunales antiterroristas por violar el artículo 312, una norma claramente utilizada por la justicia turca para limitar la libertad de expresión en el país.

Por otra parte, ayer se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en Bingöl, que se saldaron con la muerte de nueve miembros del PKK y de dos oficiales de las fuerzas de seguridad turcas, tras una aparente tregua no declarada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de marzo de 2000