Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de policías se manifiestan en Madrid para exigir mejores salarios Los sindicatos reclaman al Gobierno que "se siente a negociar"

Miles de agentes del Cuerpo Nacional de Policía protagonizaron al mediodía de ayer "la mayor manifestación de protesta de la historia de esta institución", según los dirigentes sindicales, para exigir mejoras salariales y otros derechos laborales. Los policías, que llegaron de toda España convocados por cuatro sindicatos, exigen que el Gobierno se siente a negociar sus reivindicaciones. El director general de Policía, Juan Cotino, aseguró que la manifestación responde a la coyuntura electoral.

Una larga lista de "agravíos" fue coreada por los miles de policías, (16.000 según los sindicatos), que marcharon al mediodía de ayer por el centro de Madrid. La manifestación iba encabezada por los líderes de cuatro sindicatos, Sindicato Unificado de Policía, Asociación Nacional de Policía Uniformada, Unión Federal de Policía y el Sindicato Profesional de Policía Uniformada -que juntos representan a 50.000 funcionarios-, quienes portaban una inmensa pancarta en la que exigían que sus salarios se equiparen con los de la Guardia Civil o las policías autonómicas. "Ganamos hasta 60.000 pesetas menos", dijo Salvador Cressi Benítez, dirigente del SUP en Cádiz.

Los manifestantes portaban una caja negra que representaba el ataúd de "la patronal" -el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, y Juan Cotino, director general de Policía- y que iba en el centro de la marcha. En segunda fila, se podía leer un cartel que demandaba un trato "digno" para los funcionarios que han pasado a la "segunda actividad". "Cuando cumplimos los 55 años se nos impone el castigo de una drástica disminución salarial", precisó otro policía que prefirió no dar su nombre.

La manifestación, que partió de la sede de la Dirección General de Policía y terminó frente al Ministerio del Interior en La Castellana, se desplazó con mucho orden. "No se esperan disturbios en una marcha de policías", señaló uno de los manifestantes. Un helicóptero sobrevoló en todo momento la zona.

Los miles de globos y de banderas blancas de los manifestantes constrastaban con las duras consignas contra "los enemigos de la policía" y con la advertencia de que "ha llegado la hora de convocar a una huelga general". Este derecho no asiste a las fuerzas de seguridad. "Las autoridades dicen que somos cuatro o cinco, ahora saben cuantos somos", gritaban amenazantes. Ni los inspectores ni los comisarios participaron en la protesta.

Policías de todas las edades, armados de pitos y sirenas criticaron, además, el Plan 2000, que establece la política de seguridad ciudadana del Gobierno, pues opinan que "la delincuencia ha aumentado en España".

Mientras, el director general de la intitución, Juan Cotino, declaró que la marcha respondía a la coyuntura electoral y destacó los últimos avances de la institución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de marzo de 2000