Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

EL MÉTODO HOLANDÉS

Está previsto que el Parlamento holandés vote el próximo mes a favor de la legalización del suicidio asistido y de la voluntaria y, en circunstancias excepcionales, no voluntaria eutanasia. En los Países Bajos, la votación causará poca controversia . En Gran Bretaña, al contrario, la profesión médica está convencida de que la línea entre la eutanasia "activa" y "pasiva" no debe cruzarse. La mayoría de los médicos holandeses ve la diferencia real entre ambos países en que sus colegas británicos hacen, a escondidas, lo que ellos hacen con garantías.(...) Según la minoría contraria a la eutanasia, uno de cada cinco holandeses muere como resultado de la decisión deliberada de morir o de acortar la vida, particularmente de bebés con minusvalías o en casos de muerte "no voluntaria", lo que en la práctica es menos sincero de lo que afirman los defensores del "derecho a morir con dignidad".

De cualquier forma, hay que aclarar la ley existente. Los avances médicos pueden difuminar la diferencia entre aliviar el sufrimiento y respetar la vida, pero también pueden conseguir que un paciente de sida que hoy no tiene cura pueda llegar a sobrevivir a la enfermedad. Si la eutanasia fuese legal, ¿habría salvaguardias para aquellos enfermos seniles, tetrapléjicos o viejos y enfermos que temen ser una carga para sus familias o para los que estén persuadidos de que su más temprana muerte beneficiaría económicamente a sus nietos? ¿Puede ocurrir que la elección, por lo que a la eutanasia se refiere, termine como algo no elegible? El juramento hipocrático, "no ocasionar daño", es un imperativo perdurable.

Londres, 26 de febrero (The Times)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de febrero de 2000