Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro en la construcción concluye con otra víctima por la inseguridad laboral

Otro trabajador de la construcción murió ayer en accidente laboral mientras el sector celebraba la segunda jornada de dos días de huelga por la inseguridad en los tajos. Dos obreros fallecieron en las mismas circunstancias el miércoles. Los sindicatos UGT y CC OO han cifrado el seguimiento del paro en el 89%, mientras que los empresarios afirman que apenas ha rozado el 10% (el 20% en las grandes ciudades). Los sindicatos exigirán el lunes, en una reunión con la patronal de la construcción, que se respeten las normas de seguridad.

Las estadísticas tampoco fallaron en la segunda jornada de protesta del sector de la construcción, el más castigado por los accidentes laborales. El año pasado fallecieron 290 trabajadores, casi uno al día. Un obrero, Manuel G. N., de 55 años, murió ayer al caer del tercer piso de un edificio en construcción en Castelldefels (Barcelona). La huelga comenzó el miércoles con dos muertos en Ontinyent (Valencia) y Mataró (Barcelona).Sobre el impacto del paro, patronal y sindicatos ofrecieron ayer cifras tan disonantes como las de la primera jornada. La patronal de la construcción (CNC) mantuvo el seguimiento de la huelga en el 10% (un 20% en las grandes ciudades), mientras que los sindicatos, que acusaron a los empresarios de falsear los datos de participación, percibieron un ligero aumento, que situó la media en el 89%.

Pese a que los empresarios no se sienten responsables únicos de los accidentes laborales, UGT y CC OO aprovecharán su reunión del lunes próximo con la CNC para exigir a empresarios y administraciones que respeten las medidas de prevención. En caso contrario, los sindicatos continuarán con las protestas y hasta están dispuestos a llevar ante los tribunales todos los accidentes, uno a uno, para que sea la justicia la que exija responsabilidades a los empresarios. El Código Penal reconoce penas de prisión que oscilan entre seis meses y tres años.

El ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio, sugirió ayer a las partes en conflicto que cooperen para controlar el índice de siniestralidad. Aparicio recordó que la seguridad en las obras ha mejorado desde 1996, cuando entró en vigor la Ley de Salud Laboral. En esos cuatro años, sin embargo, los accidentes mortales se han incrementado de 235 a 290 anuales.

Las medidas más urgentes son, según UGT y CC OO, la implantación de los delegados territoriales de prevención y la regulación de la subcontratación. El 95% de los accidentes graves y mortales se produce en las subcontratas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2000

Más información

  • Los sindicatos cifran la participación en el 89%, y la patronal, en el 10%