Elecciones 2000

La jugada de mus

Dice Joseba que se quedó de piedra cuando leyó las declaraciones de Arzalluz. El líder nacionalista aseguraba haber visto a "funcionarios y agentes [del Cesid] que repartían papelitos". Al principio lo invadió un sentimiento de perplejidad, luego de enfado rotundo. "¿Luis y yo?", se preguntaba ayer sin esperar respuesta, "¿espías del Cesid?".Nada más reponerse, Joseba se acordó del último libro de Mario Onaindia, ex secretario general de Euskadiko Ezkerra y hoy senador del PSOE. En su Guía para orientarse en el laberinto vasco, Onaindia sostiene que en el País Vasco se juega al tute en lo cotidiano -con las cartas sobre la mesa y sin trampas- y en la política al mus, donde el farol es lícito y el engaño un éxito si el contrincante pica. En esas disquisiciones andaba Joseba cuando pensó: "Arzalluz se está tirando un farol con lo de los agentes del Cesid, está engañando, y yo soy el único que puedo demostrar que está mintiendo".

Más información

Así que Joseba y Luis decidió contar los hechos tal y como habían sucedido, su única forma de ver las cartas de Arzalluz. No quieren por el momento que se hagan públicos su apellidos para no convertirse en blanco de las iras nacionalistas. Pero ofreció a este periódico todo tipo de pruebas,incluidos documentos y testigos, para hacer creíble esta historia.

"Ni somos espías", concluye Joseba, "ni agentes del Cesid. Incluso le podemos decir a Arzalluz que nunca hemos votado al PP y sí en alguna ocasión a José Ángel Cuerda [anterior alcalde de Vitoria, del PNV]. Lo único que pretendíamos es hacer ver a los nacionalistas que se equivocaron pactando con EH y que deben reconocer su error. A ellos les corresponde decidir la forma de hacerlo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de febrero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50